Contrato de un tío pesa contra Espada

De acuerdo al reporte, la Comisión indicó que el familiar es Juan Feliciano, tío del ex Senador, que fue contratado en el 2009 con un salario anual de $80,000.

NUEVA YORK — La Comisión de Etica Legislativa del Senado estatal ha encontrado “causa razonable” de que Pedro Espada contrató impropiamente, cuando era Senador, a un familiar cercano como ayudante especial, según se informó ayer.

De acuerdo al reporte, la Comisión indicó que el familiar es Juan Feliciano, tío del ex Senador, que fue contratado en el 2009 con un salario anual de $80,000.

La ley estatal prohíbe a los legisladores participar en la contratación de familiares inmediatos incluyendo descendientes directos de los abuelos. Espada siempre negó que Feliciano fuera su tío y tiene la posibilidad de responder a la comisión en una audiencia. De confirmarse los hallazgos, la Comisión podría optar por multarle o por presentar cargos contra él por un delito menor.

Puestos en contacto con la oficina del Senador Andrew Lanza, presidente del Comité de Etica, al cierre de esta edición no habían respondido a nuestras preguntas.

La oficina de Espada emitió ayer un comunicado en el que responde al reporte del Comité de Etica y lo califica de “falso de principio a fin”.

“El trabajo creado por un grupo resulta innecesario y un desperdicio de recursos por parte de los líderes legislativos y es particularmente desalentador en momentos en que muchos neoyorquinos enfrentan asuntos reales como el desempleo, depresión económica y la necesidad de distribuir servicios vitales”, dijo Espada, ex presidente del Senado y líder de la mayoría.

“Mi esperanza es que la nueva comisión de ética pública tome reales violaciones éticas, como el uso de los recursos del estado [realizado] por el gobernador Cuomo para recolectores de fondos privados, el cierre de centros comunitarios de salud, debido a venganzas personales y políticas”, agregó el ex senador estatal.

Corte Federal: Espada y su hijo Pedro Gaultier Espada se enfrentan a cargos federales por supuesta malversación de fondos públicos recibidos en su clínica de salud Soundview. El juicio está previsto que comience en marzo.

Corte civil: El día 22 un juez civil dio el visto bueno para que el Departamento de Salud cancele la participación de la clínica en el programa de Medicaid. Espada fundó hace décadas la clínica donde se atiende a unos 24,000 pacientes y da empleo a unos 2,000 trabajadores. La pérdida del programa podría suponer el cierre de la clínica ya que la mayoría de sus pacientes son beneficiarios de Medicaid. La decisión no se formalizará hasta enero y después tendrían 30 días hasta su aplicación. De apelar la misma, como anunciaron los representantes legales de Soundview, quedaría suspendida hasta la nueva decisión judicial.

El trabajo creado por un grupo resulta innecesario y un desperdicio de recursos por parte de los líderes legislativos’.

—Pedro Espada