Grupos musulmanes dejan plantado a Bloomberg

Queremos protestar por unas técnicas policiales que amenazan los derechos de nuestra comunidad

Nueva York/EFE — El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, recibió ayer el plantón de una parte importante de los líderes musulmanes de la Gran Manzana, quienes se negaron a asistir al tradicional desayuno con el que el multimillonario regidor despide el año en protesta por el supuesto espionaje de la Policía.

“Queremos protestar por unas técnicas policiales que amenazan los derechos de nuestra comunidad”, explicó a Efe la directora de la Asociación de Árabes Estadounidenses en Nueva York, Linda Sarsour, una de las ausentes en el desayuno con lideres de diversos credos con el que Bloomberg apuesta por el entendimiento entre religiones de cara al año nuevo.

Alrededor de quince líderes musulmanes no acudieron al evento, aunque otros sí lo hicieron, para protestar por las prácticas discriminatorias que a su juicio sufre la comunidad, debido a las informaciones de que la Policía de Nueva York ha espiado durante años a neoyorquinos mahometanos “por el simple hecho de ser musulmanes” en el marco de la lucha antiterrorista.

“Estamos convencidos de que esas prácticas continúan en estos momentos”, dijo Sarsour, quien insistió en “la decepción” de la comunidad musulmana este año con Bloomberg al “no asumir su responsabilidad” y ordenar “una investigación transparente” sobre las alegaciones vertidas contra la Policía.

Sarsour se encuentra entre los firmantes de una carta enviada el jueves al alcalde, en la que se da por hecho que “la Policía vigiló y recabó información de neoyorquinos en alrededor de 250 mezquitas, escuelas y empresas en toda la ciudad, simplemente por su religión y no porque mostraran un comportamiento sospechoso”.

La polémica se remonta a agosto, cuando se divulgaron varios documentos que indican que la Policía infiltró a agentes para informar de posibles extremistas.