Marchan por salud universal

Enfermeros, doctores y estudiantes apoyan la medida SB 810
Marchan por  salud universal
Un ataúd es cargado por manifestantes, en referencia a las personas que mueren en California cada mes por falta de acceso a cuidado sanitario.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Unos 200 enfermeros, doctores y estudiantes que creen que la salud es un derecho humano marcharon ayer por las calles del centro de Los Ángeles, durante el día de acción a favor del Cuidado Médico Universal en California.

Acompañados de una banda musical estilo Nueva Orleans y dos cajas negras que simulaban ser ataúdes, los participantes pidieron que se aprobara la propuesta de ley SB 810, la cual es el tercer intento de cuidado universal para los californianos.

Una marcha similar se organizó en Sacramento.

El Dr. Luis García, ginecólogo obstetra en los condados de Orange y Los Ángeles y miembro de la organización Doctores por un Programa de Cuidado de Salud Nacional, dijo que el problema principal son las empresas multimillonarias que se lucran de negociar con la salud, sin que sean ellas quienes proveen los servicios.

“La solución es que todas las personas tengan seguro médico. La solución sería que se ampliara Medicare para todas las personas”, dijo García sobre el seguro médico del gobierno para ancianos e incapacitados.

“Medicare gasta el 97% en el cuidado médico. A eso es a lo que tenemos que aspirar”, añadió.

“Queremos que los californianos le exijan a sus representantes en Sacramento que firmen la ley, que exijan su derecho a la salud”, agregó García.

La enfermera Geri Jenkins, ex presidenta de la Asociación de Enfermeros de California (CNA), dijo que sus colegas se dan cuenta que el enorme gasto en salud no tiene que ver con los hospitales o los doctores, sino con un sistema cuya prioridad es el dinero y no la salud de las personas.

“Los enfermeros somos testigos del daño que ocasiona la falta de seguro médico asequible. Las personas acuden a la sala de emergencia hasta que ya no tiene otra opción. Esta falta de seguro médico y de dinero hace que incremente el costo de atenderlos”, dijo Jenkins.

Según la Oficina del Censo, unos 50 millones de personas en Estados Unidos no tienen seguro médico y anualmente mueren unas 50,000 pacientes por falta de atención médica. Estas cifras significan un incremento del 16% en los últimos años.

Candelaria Solís, residente de Compton, acudió a la marcha vistiendo una camisa con el logo de “La Salud es un Derecho Humano” que le regaló la Clínica comunitaria St. John’s Well Child and Family Center, a donde ella acude regularmente.

“Yo decidí venir porque no quiero que nos recorten los servicios. Nos han dicho que no hay dinero y que el gobierno quiere hacer recortes. Yo digo que en vez de eso, sería mejor que todos tuviéramos seguro de salud”, dijo Solís. Ella recibe atención médica gratuita para controlar la diabetes y la presión alta.

García agregó que como médico tomó un juramento a defender la salud de la población.

“La gente es más importante que el dinero”, acotó el galeno.