No a condenas por muertes de Skid Row

Corte Suprema dice que estado debe darle otro juicio a acusado
No a  condenas por muertes de Skid Row
Un desamparado en el área de Skid Row, en Los Ángeles.
Foto: Aurelia Ventura-La Opinion

WASHINGTON, D.C. (AP).- La Corte Suprema de EEUU rechazó ayer la solicitud de California para restituir las condenas por asesinato en el caso del Asesino a Puñaladas de Skid Row de Los Ángeles en la década de 1970.

Dos jueces discreparon con la decisión del tribunal para mantener el dictamen del tribunal federal de apelaciones que invalidó dos procesamientos por homicidio y una condena de cadena perpetua contra Bobby Jo Maxwell. El tribunal de apelaciones dijo que Maxwell fue procesado en base a las mentiras de un informante de la cárcel.

El informante fue Sidney Storch, que se encontraba en el centro del escándalo sobre testimonio falso que los abogados de la defensa afirmaron había ayudado a procesar a 225 acusados.

Los jueces Samuel Alito y Atonin Scalia dijeron que habrían invalidado el dictamen del tribunal de apelaciones. La jueza Sonia Sotomayor defendió el dictamen en una opinión por separado.

El estado debe ofrecer a Maxwell un nuevo juicio o dejarlo en libertad.

Los fiscales del Condado de Los Ángeles no anunciaron de inmediato cómo procederán en función del dictamen.

“La oficina del fiscal del distrito evaluará y anunciará su decisión en el futuro”, afirmó la portavoz Sandi Gibbons.

Poco después de que el Tribunal Federal de Apelaciones del Noveno Circuito invalidara las condenas en noviembre de 2010, el fiscal del distrito Steve Cooley dijo que él y los miembros de su personal habían comenzado a analizar el dictamen y “creemos que volveremos a celebrar un juicio”. También señaló que existían pruebas que corroboraban el caso y sugirió que podría haber alguna prueba de ADN disponible.

Maxwell fue acusado de asesinar a 10 transeúntes entre 1978 y 1979 en Los Ángeles. Los miembros del jurado lo encontraron culpable de dos cargos, lo absolvieron de tres cargos y no lograron pronunciarse en cinco de los cargos.

El Noveno Circuito afirmó que las dos condenas fueron obtenidas gracias a Storch, ya que los fiscales tenían pocas pruebas físicas y no habían logrado obtener buenas identificaciones por parte de testigos oculares en las filas de identificación.

Se dice que uno los testigos del asesinato que fue llamado a ver la fila de identificación en la que se encontraba Maxwell dijo, “Todos los que están en la fila no se parecen en nada a él”.

El Noveno Circuito hizo énfasis en el testimonio falso de Storch y en que los fiscales no habían divulgado que el testigo había hecho un acuerdo secreto con el fiscal para obtener una liberación anticipada de su propia condena en la cárcel a cambio del testimonio.

El tribunal de apelaciones afirmó que Storch obtenía información sobre los casos de los presos de las noticias y luego afirmaba que le habían confesado detalles al respecto. Storch ya no vive.