Cae en NY banda de siete presuntos estafadores

Robando identidades victimizaron a más de 180 neoyorquinos

NUEVA YORK — Siete miembros de una red de robo de identidad, quienes sustrajeron más de $1 millón fueron instruidos de cargos hoy, según informó el fiscal general Eric T. Schneiderman.

“Estos individuos sistemáticamente victimizaron a más de 180 neoyorquinos en un elaborado plan para llenar sus propios bolsillos”, dijo Schneiderman. “Los arrestos de hoy envían un fuerte mensaje a los ladrones de identidad en este estado: serán capturados y procesados”.

Schneiderman, junto a otros funcionarios como el Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, James T. Hayes, Jr., Agente Especial a Cargo de la Oficina de de Inmigración y Control de Aduanas en Nueva York (ICE) y el Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional (‘HSI’), anunciaron esta mañana los cargos contra los integrantes de una banda que secuestró más de 180 cuentas de crédito en tiendas como Home Depot, Sears, Kmart, Kohl, y otros locales minoristas.

La banda sustrajo millones de dólares en mercancía, tarjetas de regalo y créditos de las tiendas. Luego revendían la mercancía y tarjetas de regalo para obtener ganancias. Como parte de su plan, los miembros de la banda fabricaban licencias de conducir usando la información robada de identidad para hacerse pasar por los titulares de tarjetas legítimas en las tiendas.

Los siete acusados hoy son: Phillip Smith, el líder del grupo; Melissa Morton, quien presuntamente adoptaba la identidad de las mujeres víctimas de robo de identidad; Mahmoud Abdul Hussein, Ali Abdul Hussein, y Fadal Abdul Hussein – tres hermanos que supuestamente fabricaban licencias de conducir falsas desde una tienda en Greenwich Village; Francisco Hidalgo y Randy Blanco, quienes se alega han revendido los créditos de la tienda ilegalmente obtenidos o utilizados para comprar materiales para sus negocios. Los acusados fueron presentados hoy ante juez Kevin Nathaniel Fox en el tribunal federal de Manhattan de hoy.

“El robo de identidad es un crimen insidioso – sus víctimas a menudo no saben que le han robado hasta varios días o semanas más tarde, cuando son afectados con cuentas de tarjetas de crédito por las compras misteriosas realizadas por imitadores criminales”, dijo el Fiscal EE.UU. para el Distrito Sur Preet Bharara.