Temen en Nueva York fraudes por cambios en regulación migratoria

Conforme suben las inquietudes de la comunidad inmigrante sobre el anuncio del gobierno del presidente Barack Obama del cambio que evita la desintegración familiar de ciudadanos e indocumentados, crecen los riesgos de fraude.

Temen en Nueva York fraudes por cambios en regulación migratoria
Empleados de USCIS explican a residentes del Valle el proceso para la naturalización.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Nueva York (Notimex).- Conforme suben las inquietudes de la comunidad inmigrante sobre el anuncio del gobierno del presidente Barack Obama del cambio que evita la desintegración familiar de ciudadanos e indocumentados, crecen los riesgos de fraude.

Joel Magallán, director ejecutivo de la Asociación Tepeyac, dijo a Notimex que las dudas de las personas cada día son mayores y temen que sean víctimas de fraude como pasa en la mayoría de los casos.

Enfatizó que la comunidad debe saber con certeza que esto no es una legalización para todos, ni que todos van a ser elegibles, así que deben ser muy precavidos con la persona que eligen para que lleve sus casos.

“Especialmente saber si son elegibles. Esto es sólo un cambio de procedimiento de la ley que ya existe. Que en lugar de irse de tres a 10 años del país y esperar allá a que les den el perdón, van a poder hacerlo en unas pocas semanas”, agregó el activista.

Para el abogado Jesús Peña es importante que, aunque aún no estén especificadas las regulaciones, las personas estén seguras de no tener algún caso pendiente de deportación o salida voluntaria para solicitar el ajuste bajo esta nueva regulación.

“Es importante que los casos de deportación hayan sido cerrados y saber que las personas que se acogieron a una salida voluntaria y no salieron no califican para ajuste en este caso”, expresó Peña.

Inmigrantes empezaron a ‘desempolvar’ y ver cómo resolver sus casos pendientes de deportación, o que fueron víctimas de fraude y según Magallán ya hay abogados que imponen tarifas de hasta 10 mil dólares para resolverles su situación migratoria.

Para Nidia González, quien vino hace 25 años de Izucar de Matamoros, Puebla, sus dos hijos se verán favorecidos con esta regulación.

“Ya podrán ser residentes legales, pedir préstamos para estudiar y ejercer sus carreras normalmente, ya que ellos vinieron muy pequeños de México”, dijo González.

Peña explicó que los abogados no pueden aún poner tarifas para estos casos, ya que se desconoce hasta ahora el precio del ‘perdón’.

Multas anteriores para este tipo de casos tienen un costo cercano a los mil dólares.

La gente debería saber que no tendría que gastar tanto dinero en esto, y los que van a gastar un poco de dinero estén seguros que son elegibles para hacerlo, añadieron los expertos.

El Registro Federal señala además que las personas que se quedaron en Estados Unidos con una visa de tránsito, sea por agua o por avión, pueden solicitar el perdón.

“Familiares de ciudadanos que tienen antecedentes criminales no serán considerados para obtener este perdón”, indicó Peña, el que podrá ser ratificada en un consulado estadunidense.

La semana pasada la Oficina de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), anunció el cambio en su reglamento, lo que baja el tiempo en que los ciudadanos estadunidenses estarán separados de cónyuges e hijos en alguna circunstancia, mientras que familiares indocumentados tramitan visas.

Según el cambio publicado, el perdón se tramitará en Estados Unidos, luego lo turnarán al consulado que ellos determinen en sus países de origen, y que el proceso no tomará más de tres semanas.

“Que no salga nadie hasta que no tenga el perdón”, especifica el Registro Federal.

En el caso de los mexicanos que tienen que procesar su residencia, éstos deben viajar a Ciudad Juárez, en la frontera norte de México, donde está el único consulado que procesa residencias permanentes.

“Este proceso corto en beneficioso para los mexicanos que no tienen que permanecer mucho tiempo en Ciudad Juárez, que además es muy peligrosa”, dijo la abogada Alisson Rosenberg.

Según Rosenberg, lo bueno de esta regulación, que favorecerá a miles de inmigrantes mexicanos, es que puede pedir el perdón aquí, presenta la entrevista ya en su consulado y estaría lista la residencia en poco tiempo.

Para hacer el ajuste tienen que estar casados, no se permite que hayan vivido muchos años como pareja o hayan tenido hijos.

La Asociación Tepeyac ofrecerá talleres y seminarios informativos los martes y los jueves para revisar los casos en su sede ubicada en la calle 14 y avenida octava en Manhattan de 18:00 a 20:00 horas.