Retraso y caos

Univisión brinda una desorganizada conferencia de prensa para presentar ¡Q' Viva! The Chosen que se estrenará el sábado 28 de enero a las 7:00 p.m

Marc Anthony (izq.), Jennifer López y Jamie King, en la conferencia del sábado.
Marc Anthony (izq.), Jennifer López y Jamie King, en la conferencia del sábado.
Foto: Univision

El sábado, a muy temprana hora, se citó a los medios a una conferencia de prensa en un lujoso hotel de Pasadena para dar a conocer con bombo y platillo la nueva programación de Univision, que incluye el tan anunciado reality show musical ¡Q’ Viva! The Chosen, producido por Jennifer López, Marc Anthony, el coreógrafo Jamie King y la productora de Simon Fuller (American Idol), XIX Entertainment.

Al anuncio se invitó a unos cuantos medios latinos y a miembros de la Asociación de Críticos de Televisión (TCA) –anglosajones en su mayoría–.

Era obvio que tener juntos otra vez a Jennifer López y Marc Anthony, aunque sea para asuntos meramente profesionales, iba a generar la curiosidad de los medios, luego del anuncio de su separación el pasado 15 de julio del año pasado y los supuestos amoríos que cada uno tiene actualmente por separado.

Después de un retraso de casi una hora, los constantes impedimentos a los medios, la advertencia de tener sólo siete minutos para charlar con los panelistas y la presentación y los cuestionamientos de la moderadora Lourdes Stephen (Sal y Pimienta), que fue literalmente mandada a callar, la premura de tiempo pareció devorar a todos los presentes.

Fue entonces cuando un periodista, miembro de TCA, interrumpió en voz alta a Stephen para recordarle que ese era el tiempo asignado a los reporteros y que ella estaba desperdiciándolo en halagos innecesarios.

Stephen intentó continuar con sus preguntas pero el periodista volvió a interrumpirla sin permitirle continuar y otros más lo secundaron.

Ante la sorpresa de los panelistas y de los ejecutivos de Univision, Jennifer López intervino de manera muy cordial, para permitir que el veterano reportero hiciera su pregunta y luego sólo dejar que se realizaran dos más.

Esa sobreprotección a la ex pareja –que estuvo siempre bien custodiada–, como si todos los reporteros quisieran saber de su vida privada, molestó a varios de los periodistas presentes.

Aún así, se le preguntó a la pareja cómo fue trabajar juntos y si de tener éxito, el show regresaría para una segunda temporada.

Entonces la también juez del programa American Idol tomó el micrófono pero sólo respondió a la segunda pregunta. Antes de finalizar el evento se le volvió hacer la primera pregunta y entonces respondió: “Igual como fue en otros momentos en los que trabajamos juntos”, dijo. “Nosotros hemos tenido buenos momentos trabajando juntos”.

Hasta antes del incidente, López –que lució un hermoso vestido de piel color azul entallado– y Anthony llegaron muy contentos a la conferencia. Nunca dieron muestras de ser un matrimonio en proceso de divorcio.

Por el contrario, los también actores, se mostraron cordiales entre ellos, sobre todo él, que le dio la mano para ayudarla a subir al escenario, se sentó junto ella y estuvieron muy sonrientes.

López expresó que “la gente va estar muy sorprendida con el talento que presentaremos. Era nuestro sueño mostrar al mundo el talento de América Latina”.

Mientras, Anthony aclaró que este programa musical no es un concurso y que ellos no serán jueces sino presentadores del talento que buscaron durante varios meses por 21 países.

“Somos productores de espectáculos… Lo que van a ganar [los participantes] es que su talento sea reconocido porque quizá nunca hubieran tenido esta oportunidad”, explicó el cantante.

El programa, que se estrenará el sábado 28 de enero a las 7:00 p.m., tendrá algunos subtítulos en español, ya que hay momentos en que López, Anthony y King hablan sólo inglés y algunos de los participantes en portugés.

Luego de la tumultuosa conferencia de prensa, ni Ronald Day, vicepresidente de programación y promoción de Univision, ni Mónica Talán, directora de comunicación del canal, dieron una clara explicación sobre el por qué de la desorganización del evento.

“Esta era sólo una probadita del show y Jennifer y Marc querían traer el show en vivo”, señaló Talán, en referencia a la participación de un grupo de peruanos que interpretó música ancestral, y de un grupo de danzantes argentinos, de quienes algunos reporteros anglosajones se burlaron. Aunque no ocurrió lo mismo cuando un grupo colombiano de salsa dio una magistral presentación.

Day se defendió afirmando que ese era el tiempo que se tenía estipulado para la conferencia y enfatizó la teórica nueva política de apertura con los medios que tiene Univision.

En el panel participaron también los productores de Dale con ganas, entre ellos Emilio Estefan, y se anunciaron las nuevas ediciones de Nuestra belleza latina, El gran show de los peques y la celebración del 50 aniversario del programa Sábado Gigante.