Man-City manda de nuevo

Equipo de Roberto Mancini vence al Wigan y se despega del Man-Utd

Edin Dzeko (centro, al fondo), del Man-City, ya cabeceó entre un mar de defensas para marcar el 1-0.
Edin Dzeko (centro, al fondo), del Man-City, ya cabeceó entre un mar de defensas para marcar el 1-0.
Foto: AP

WIGAN, Inglaterra (EFE).- El español David Silva y el bosnio Edin Dzeko aliviaron de las dudas al Manchester City, que sacó ayer los tres puntos de su visita al Wigan (0-1) para recuperar, en solitario, el mando de la Liga Premier y desligarse de la presión del Man-Utd.

Eliminado de la Liga de Campeones y de la Copa de Inglaterra, el conjunto de Roberto Mancini acabó encerrado en su campo, a la defensiva, víctimas del temor a experiencias pasadas que le privaron de mejores resultados. Como la derrota en la Liga ante el Sunderland.

Con tres reveses en los últimos cuatro partidos, dos de ellos consecutivos (en la Copa ante el United y en la Copa de la Liga frente a Liverpool), Mancini bendijo la recuperación de Silva, baja en el último compromiso a causa de una lesión en el tobillo derecho.

El Manchester City pudo golear y acabó con sufrimiento ante el Wigan, que entrena el español Roberto Martínez, ahora colista.

Silva marcó el ritmo de los “citizens”. Mostró el camino del gol. Sacó una falta lateral al centro del área donde el bosnio Dzeko aprovechó su habilidad en el juego aéreo para marcar.

Fueron los mejores momentos visitantes. Con el argentino Sergio “Kun” Agüero inspirado y trabajador, que pudo ampliar el resultado en una acción que compartió con Silva, pero que frustró el mete omaní Ali Al Habsi, y otra, en acción individual desde el centro del campo, que murió por el cansancio y la falta de entendimiento con Dzeko.

Una parada de Joe Hart en un mano a mano con James McCarthy marcó la reacción local, que dio entrada al mismo tiempo al italiano Franco di Santo y a Ben Watson, en lugar del español Albert Crusat, titular al igual que Jordi Gómez y James McArthur.

Los 20 minutos finales fueron de dominio alterno. El Manchester City, con el miedo en el cuerpo, mantuvo el tipo y amarró los tres puntos para cerrar la jornada como líder en solitario.