Salen los trapos al sol

Vieja rivalidad entre Nadal y Federer va más allá de la cancha

Salen los trapos al sol
Nadal (izq.) y Federer cuando todo era sonrisas y buenos deseos.
Foto: EFE

MELBOURNE, Australia (AP).- En una inusual crítica hacia un colega, Rafael Nadal afirma que Roger Federer deja que sus compañeros en el circuito de tenis “se quemen” al mantenerse callado por las condiciones que imperan en la programación de los torneos.

Ambos rivales siempre se han mostrado respeto mutuo, pero la actual controversia debido a la cargado calendario puso de relieve un conflicto de opiniones en vísperas del inicio del Abierto de Australia.

Tras haber dicho en la rueda de prensa, que no tenía intención de convertirse en el líder de los reclamos de los jugadores, al considerar que eso ha dañado su imagen en el pasado, Nadal fue más crítico hacia la figura de Federer cuando habló en español.

Cuando se le mencionó que Federer, campeón de 17 torneos de Grand Slam, estaba molesto con sus colegas que se quejaban en público de los problemas del tour para no afectar la imagen del circuito, Nadal expresó otro punto de vista.

“Estoy en desacuerdo con él (Federer). Es muy fácil decir yo no digo nada, todo es positivo y quedo como un ‘gentleman’ [caballero] y que se quemen los demás. Pero eso tampoco es así. “Cada uno tenemos nuestra opinión”, apuntó Nadal.

Federer y Nadal dominaron el tenis masculino durante siete años hasta que Novak Djokovic conquistó tres de las cuatro citas grandes en 2011 y los desalojó del primer lugar en la clasificación mundial.

“A lo mejor a él (Federer) le gusta el circuito. A mi también me gusta. La vasta mayoría de los jugadores tiene esta misma opinión y Federer, una distinta, y si una vasta mayoría tiene la misma opinión y una minoría piensa diferente, quizá esta última esta equivocada”, agregó.

“Igual él (Federer) acaba su carrera como una rosa porque tiene un físico privilegiado, pero ni Murray, ni Djokovic ni yo acabaremos de rositas”, apuntó al final Nadal.

Entre tanto, el tenista argentino Juan Martín del Potro accedió a la segunda ronda del Abierto de Australia tras rehacerse de su mal inicio de partido ante el francés Adrian Mannarino, al que superó finalmente por 2-6, 6-1, 7-5 y 6-4, tras tres horas de partido.

Del Potro arrancó muy frío, pese a los más de 30 grados de temperatura y se vio con un parcial en contra de 5-1 ante un rival que ya le había derrotado en la temporada pasada.