Yanquis, felices con poco

Existe el peligro que NY ahora sobrevalore a sus lanzadores

Hiroki Kuroda (izq.) lleva experiencia y profundidad a Yanquis.  Michael Pineda   aporta  su recta de 95 MPH, pero tiene todo por aprender.
Hiroki Kuroda (izq.) lleva experiencia y profundidad a Yanquis. Michael Pineda aporta su recta de 95 MPH, pero tiene todo por aprender.
Foto: AP

NUEVA YORK.- Los Yanquis están ahora metidos en un gran problema. Después de pasar todo el invierno preocupados por la falta de profundidad en su rotación, ahora cuentan con demasiados brazos para llenar cinco puestos.

Al romper el silencio este invierno con la adquisición del derecho dominicano Michael Pineda, de los Marineros, y firmar al veterano japonés Hiroki Kuroda por un año y 10 millones, los Yanquis garantizan que tendrán una dura competencia en los entrenamientos primaverales y varias decisiones importantes que tomar.

Ninguna de las nuevas transacciones pone en peligro a Sabathia como el No. 1 en la rotación. Pineda podría ser la elección de Joe Girardi para ocupar el segundo puesto en la rotación detrás de Sabathia, dándole a los Yanquis un impresionante 1-2 para competir en la disputada División Este de la Liga Americana. Pineda, quien cumple 23 años la próxima semana, tuvo foja de 9-10 con un PCLA de 3.74 en 28 salidas el año pasado para Seattle.

Girardi podría considerar a Kuroda, quien cumple 37 años en febrero, como su abridor No. 3 ó No. 4. Los Yanquis tienen una buena idea acerca de lo que pueden esperar del japonés, quien tuvo récord de 13-16 con una efectividad de 3.07 en 32 salidas para los Dodgers el año pasado.

La llegada de Pineda y Kuroda también crea una interesante competición por el quinto puesto en la rotación de los Mulos. Iván Nova ganó 16 juegos la temporada pasada durante una reveladora temporada como novato y hasta antes de las transacciones del viernes el dominicano era considerado como el candidato para lanzar detrás de Sabathia, pero recorrerlo hasta el cuarto puesto en la rotación podría reducir la presión en su segundo año en la Gran Carpa.

A menos de que haya otro cambio, eso deja a A.J. Burnett, Freddy García y Phil Hughes como candidatos al quinto puesto en la rotación de Nueva York, con la posibilidad de terminar como relevistas largos.

Burnett, de 35 años, tiene todavía dos años y 33 millones restantes en su contrato, pero se ha rumorado que los Yanquis estarían dispuestos a pagar hasta 8 millones del contrato de Burnett mediante un canje, pero hasta ahora nadie lo ha pretendido.

Un canje pudiera ser más viable para Hughes, de 25 años ya que la presencia de Freddy García, quien firmó un contrato por un año y 4 millones el mes pasado, lo va a postergar.

Ahí vienen los Yanquis, haciendo números, aunque saben que necesitarán milagros.