‘Soñadores’ siguen y enfrentan a Romney

Se organizan para cuestionarle su postura en contra del DREAM Act

‘Soñadores’ siguen y enfrentan a  Romney
Los llamados soñadores se están organizando en varios estados claves para hacerse presentes en los eventos de Romney.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Pocos indocumentados se atreverían a confrontar a un candidato presidencial e identificarse como una persona sin documentos, pero Lucy Allain lo hizo el martes por la noche en Nueva York, cuando interpeló al precandidato republicano Mitt Romney, en el Hotel Sheraton.

Allain se acercó a Romney, quien asistía a un evento de recaudación de fondos en la Gran Manzana, evadiendo a los guardias de seguridad y en medio de un grupo de seguidores del candidato que esperaban para saludarlo.

“Estaba pensando, sobre el Dream Act..¿usted lo apoyará?”, dijo la muchacha a Romney, quien ya estaba frente a ella. “Ya lo he dicho en todo el país”, dijo Romney.

La joven preguntó a Romney “por qué no apoya mi sueño”, a lo que este le contestó que no quería recompensar a inmigrantes que vinieron ilegalmente. “Pero tengo un promedio de 4.0”, dijo ella. “Eso es maravilloso” contestó él.

Acto seguido la seguridad del candidato los separó.

(El intercambio puede verse en en You Tube, en la dirección http://www.youtube.com/watch?v=f4AXnUlrLq0&context=C347d261ADOEgsToPDskLvZJamgQlTWINjGdTuf6bC )

La joven de origen peruano es una líder de los “Dreamers”, jóvenes estudiantes y activistas indocumentados que luchan por la aprobación de la llamada Ley del Sueño o Dream Act, pendiente en el Congreso desde hace 10 años.

“En realidad en este encuentro yo no hablé por mí sino por todos los soñadores que no tuvieron esta oportunidad”, dijo Lucy en una entrevista telefónica. “Lo hice pensando en todas las historias que conozco de ellos”.

No es la primera vez que Romney tiene que enfrentarse cara a cara con los Dreamers. En Nashua, New Hampshire, otro grupo de estos jóvenes se presentó en un evento del precandidato y lo interpeló de igual manera, aunque en esa ocasión no respondió.

Romney ha repetido en más de una ocasión que no apoya el Dream Act , una ley que en varias de sus versiones ‘engavetadas’ permitiría que estos jóvenes indocumentados que vinieron aquí cuando eran niños legalizaran su situación. También consideraría a los que sirven en las Fuerzas Armadas.

Recientemente, Romney fue interpelado al respecto en el debate entre los precandidatos republicanos en Myrtle Beach, Carolina del Sur, donde la elección primaria se celebrará este sábado y reiteró su intención de vetar la legislación, si es aprobada por el Congreso.

Erika Andiola, una “dreamer” de 24 años que estaba en el evento de New Hampshire, dijo que forman parte de un grupo de Washington que aparte del activismo hacen trabajo legislativo y cabildero. El nombre del grupo es DRM Capitol Group.

“Entendemos que Romney tiene la más alta probabilidad de convertirse en candidato y queremos asegurarnos que tiene el conocimiento del asunto y que está consciente de que estamos observándolo”, dijo Andiola. “Estamos organizando con soñadores de otros estados y el próximo en la lista es Florida”.

La próxima semana los candidatos estarán trabajando activamente en la Florida, el primer estado donde se celebrarán primarias que tiene una significativa población latina.

La “dreamer” del incidente en Nueva York, dijo que su caso es típico de otros jóvenes como ella y que explicó al precandidato que ella no vino ilegalmente por su voluntad. “Yo vine con mi madre y mi hermano cuando tenía 10 años”, comentó la joven.

Algunos partidarios de Romney que estaban en el hotel le gritaron insultos luego del incidente con el candidato, dijo la muchacha. “Me dijeron ilegal, que me regresara a México. Pero yo no soy de México, sino de Perú. También me gritaron que qué hacía aquí si era ilegal”, dijo.

Hace unos días DRM Capitol Group publicó una carta abierta para Romney en la que señalaban que en el pasado expresó apoyo a proyectos de ley de reforma migratoria, incluyendo al proyecto McCain Kennedy en 2007 que incluía el Dream Act y al proyecto de Kyl y Cornyn en 2005.

“En este momento nos preguntamos si usted conoce los hechos sobre el Dream Act, porque sus declaraciones son inconsistentes con su récord político”, reza la carta.

Romney tiene esta posición desde su primera contienda por la Presidencia en 2008 y ha dicho que no favorece ninguna medida que implique cualquier beneficio o recompensa para personas que vinieron ilegalmente ya que, señala, puede generar más inmigración no autorizada o como “imán” para otros indocumentados.