Asesinato no sorprende en capital de metanfetamina

El efecto estimulante de la metanfetamina es 50 veces más poderoso que el de la cocaína

FRESNO.- Cuando Aidé Méndez, de 23 años, mató a tiros a sus dos hijos pequeños y a un primo, hirió gravemente a su esposo y seguidamente se suicidó el domingo pasado, los investigadores de inmediato sospecharon abuso de metanfetamina en lo que de otra manera era una carnicería inexplicable.

Resultó que Méndez se había grabado en video horas antes cuando consumía metanfetamina.

En fotos familiares, los niños son adorables, la madre es bonita. La familia vivía en un amplio complejo de apartamentos cerca de una carretera, con céspedes cuidados y árboles. El padre de los niños había sido despedido recientemente de su empleo en una empacadora.

“Cuando ocurre este tipo de tragedia, no es una sorpresa la presencia de drogas”, dijo el teniente Mark Salazar, comandante de la división de homicidios de la policía de Fresno. “La metanfetamina ha sido un factor en otros crímenes violentos”.

Una madre de Bakersfield, California, fue sentenciada el martes por apuñalar a su hijo recién nacido mientras estaba drogada. Una mujer de Oklahoma ahogó a su bebé en una lavadora en noviembre.

En Nuevo México, una mujer que dijo ser Dios acuchilló a su hijo con un destornillador en diciembre, diciendo: “Dios quiere que muera”.

“Una vez la gente drogada con metanfetamina se vuelve psicótica, es muy peligrosa”, dijo el doctor Alex Stalcup, quien trató a adictos a la heroína en los sesenta, y ahora estudia la metanfetamina y trabaja con adictos en los suburbios de San Francisco.

“Se vuelven completamente locos. Estoy hablando de alteraciones extremas de las funciones cerebrales normales. Una vez estallan en violencia, no hay límites”.

El Valle Central de California es un eje de la red de distribución de metanfetaminas en Estados Unidos, lo que hace que formas sumamente puras de la droga estén al alcance de cualquiera localmente. Y las agencias del orden dicen que se piensa que el abuso de metanfetamina es la causa de gran parte de los delitos en esa región agraria.

El uso crónico de la droga puede llevar a psicosis, que incluye alucinaciones auditivas y visuales.

El efecto estimulante de la metanfetamina es 50 veces más poderoso que el de la cocaína, por lo que los adictos pueden permanecer despiertos durante días, dañando sus capacidades cognoscitivas y contribuyendo a una paranoia extrema.