Más hispanos estudian medicina

Alta demanda de médicos hispanohablantes motiva a latinos a seguir esta carrera
Más hispanos estudian medicina
Los estudiantes de medicina en la Universidad de Illinois, Cassandra List y Luis Ramírez, hablan sobre lo que motiva a los latinos a seguir carreras médicas.
Foto: EFE

CHICAGO/EFE — La alta demanda de doctores que hablen español, que responde al crecimiento de la comunidad hispana en Estados Unidos, motiva a que más jóvenes latinos decidan seguir carreras médicas.

Según la Asociación de Colegios Médicos Americanos (AAMC, en inglés), el número de hispanos matriculados en las escuelas de medicina del país ha aumentado, aunque sigue siendo bajo, 3,459, frente al total de 43,919 estudiantes.

Esto representa, de acuerdo con la AAMC, un aumento del 22.9% desde el año 2004. Y en el periodo 2010-2011, el número de hispanos que entró en los colegios médicos del país creció 6%.

Luis Ramírez, cuyo padre sufre de Parkinson, decidió ser doctor luego de ver la necesidad existente en el empobrecido sector de Sur Chicago.

“Viviendo ahí y mirando que no había muchas opciones, vi que había algo que faltaba y pensé que era algo que yo podría hacer- Ser un doctor y regresar ahí algún día”, señaló Ramírez, de origen mexicano.

Sin embargo Ramírez, de 35 años, no tomó acción de inmediato. Después de graduarse de la secundaria Morgan Park, trabajó 12 años como electricista antes de ingresar al colegio universi$en 2003.

En agosto de 2010, Ramírez por fin fue admitido al colegio de medicina en la Universidad de Illinois en Chicago donde cursa su primer año.

Ramírez recordó que la barrera más grande que tuvo fue la falta de modelos en su vida. Sus padres, ambos oriundos de México, nunca terminaron la secundaria.

Pero para Cassandra List, una es$de segundo año de medicina en la Universidad de Illinois en Chicago, la falta de un modelo a emular no fue un problema.

List, nacida en Costa Rica, dijo que una hermana, Rebeca, es doctora y la inspiró a seguir esta carrera desde niña.

“Ella me enseñaba los libros y me contaba cuando iban al campo y las cosas que veían en la ciudad de San José”, relató List, de 24 años, y quien llegó a Florida a los ocho años.

Estos jóvenes tienen en común su participación en el Centro para la Excelencia Hispana en la medicina en Chicago, dependiente de la Universidad de Illinois, y donde los estudiantes de esta minoría interesados en entrar a las carreras de medicina reciben asesoría.

“Los latinos ahora son el 4% de todos los doctores en Estados Unidos pero esos porcentajes son aun más bajos en dentistas (2%) y enfermería (1.5%)”, dijo el doctor Jorge Girotti, director del centro. “Así que necesitamos latinos en todas las ramas de cuidado médico”.