Experimento con 2 ciegas da resultado

Pacientes recobran parte de vista tras recibir inyección de células madre

Dos mujeres declaradas legalmente ciegas parecen haber recobrado parte de su capacidad visual después de recibir un tratamiento experimental en el que se usan células madre de embriones, informaron ayer los científicos.

Si bien las células madre de embriones fueron separadas originalmente hace más de una década, la mayoría de los estudios de investigación se realizaron en animales de laboratorio. Estos son resultados de las primeras pruebas en seres humanos en lo que respecta a problemas visuales. Los investigadores advirtieron que el trabajo todavía se encuentra en una fase muy preliminar.

“Este estudio ofrece motivos para tener esperanzas, pero pensar en obtener este tipo de tratamiento en este momento sería prematuro”, señaló el experto en células madre Paul Knoepfler de la Universidad de California, Davis, que no participó del estudio de investigación.

El verano pasado a cada paciente le inyectaron células en un ojo provenientes de células madre de embriones en la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA). Uno de las pacientes tenía la forma “seca” de degeneración macular asociada con la edad, la causa más común de ceguera. La otra sufría un trastorno poco común conocido como la enfermedad de Stargardt que causa una pérdida importante de la visión. No hay cura para ninguno de estos problemas visuales.

Después de cuatro meses, ambas demostraron cierta mejora en la lectura de letras cada vez más pequeñas en la tabla optométrica. La paciente que padecía la enfermedad de Stargardt, una artista gráfica de Los Ángeles, pasó de no ver ninguna letra a poder leer cinco de las letras más grandes.

No obstante, los expertos afirman que las mejoras del paciente con degeneración macular puede ser principalmente psicológicas, dado que la capacidad visual en el ojo que no recibió tratamiento pareció también mejorar.

Ambas pacientes continúan siendo legalmente ciegas, a pesar de sus mejoras, señalaron expertos que no están asociados con el estudio.

“Hay que ser muy cauteloso y evitar la sobreinterpretación del beneficio visual”, dijo el Dr. Paul Sternberg, especialista en retina de la Universidad Vanderbilt, que también es el presidente electo de la Academia de Oftalmología de EEUU.

Los resultados fueron publicados en Internet ayer por la publicación Lancet. El objetivo de esta prueba temprana era estudiar si la terapia con células madre era segura en los seres humanos; su fin no era mejorar la capacidad visual.

Los científicos de UCLA y Advanced Cell Technology (ACT, en inglés), que financiaron el trabajo, afirmaron que estaban satisfechos con el estudio ya que no hubo indicios de rechazo ni crecimientos anormales en los meses posteriores al procedimiento.

Las células madre de embriones pueden transformarse en cualquier célula del cuerpo. Los científicos esperan aprovechar las células madre de embriones para crear diversos tejidos sustitutos para transplantes, pero su uso ha generado mucha polémica ya que se deben destruir los embriones para recolectar las células.

Este estudio tiene lugar dos meses después de que Geron Corp. detuvo su experimento en base a células madre para lesiones en la médula, señalando que pensaba cambiar y concentrarse en dos fármacos experimentales para el cáncer.

Mientras tanto, ACT sigue adelante con su estudio sobre la ceguera. La empresa señaló ayer que un grupo de cirujanos en Londres inyectó la semana pasada a un paciente que padece la enfermedad de Stargardt.