LA no sabe competir por fondos federales de ARRA

Contraloría dice que ciudad perdió $1,000 millones en subvenciones

A la hora de competir por el dinero que el gobierno federal reparte a través del Paquete de Estímulo Económico (ARRA), la ciudad de Los Ángeles dejó escapar o ni siquiera intentó obtener subvenciones por más de 1,000 millones de dólares.

Un análisis de la Contraloría local revela que el municipio ha fallado en perseguir los fondos que, por los profundos recortes presupuestarios, tanto necesita en estos días. De los 1,300 millones que persiguió en 88 oportunidades, apenas ganó 24 subvenciones, sumando 261 millones de dólares.

La dependencia lo atribuye a la ausencia de personal, por la imposición de días de descanso sin goce de sueldo (furloughs) y los retiros anticipados, pero también culpa a la falta de una guía que le permita competir de mejor manera o tener claro cuándo es conveniente hacerlo.

Por ejemplo, el Ayuntamiento no peleó por recursos que ofrecían los departamentos federales de Comercio y Transporte. Una de esas fallas se cometió por la administración del aeropuerto de Los Ángeles (LAX), donde sólo se buscó participar en una de muchas categorías.

LAX obtuvo 10.8 millones de dólares, pero pudo ser una cantidad más alta, resalta la auditoría, que ha recomendado crear un equipo especial de trabajo que se dedique específicamente a dicha tarea.

“El enfoque descentralizado de la ciudad significó que perdimos algunos oportunidades importantes”, expresó la contralora Wendy Greul. “Necesitamos un grupo central que verifique que Los Ángeles siempre es persistente cuando debe competir por fondos disponibles”..

Actualmente, sólo el Departamento de Vivienda de la ciudad cuenta con un manual para solicitar fondos federales. Otros, como la Policía (LAPD), el Cuerpo de Bomberos (LAFD) y la Procuraduría, sólo cuentan con uno o dos empleados con esa asignación, la cual comparten con muchas otras tareas.

La oficina de Greuel también ha ventilado un problema de burocracia dentro del Concejo de Los Ángeles, donde pasan hasta dos años para aceptar el dinero que, en menos de dos meses, se recibe de Washington D.C. Así ocurrió con una subvención para un entrenamiento policiaco que la ciudad ganó en septiembre de 2008, pero que el Cabildo aceptó hasta junio de 2010.

“Como señala el informe de la Contraloría, parece haber una falta de coordinación, varios enfoques y no hay un sentido de urgencia”, comentó Dennis Zine, presidente del Comité de Auditorías y Eficiencia Gubernamental del Concejo de la ciudad.

De acuerdo a la oficina del alcalde Antonio Villaraigosa, cada dólar federal se ha empleado en una variedad de proyectos que, además de beneficiar a los residentes de la ciudad, han generado empleo. “Hace dos meses el alcalde Villaraigosa creó una oficina centralizada de subvenciones para sincronizar mejor los distintos esfuerzos de los departamentos de la ciudad”, expone la Alcaldía.