Empleados exigen ser incluidos en decisiones del LACCD

Son alrededor de 1,300 empleados los que asisten en su inscripción y procesos administrativos a los 250,000 estudiantes que asisten a los nueve colegios comunitarios del Distrito de Colegios Comunitarios de Los Ángeles (LACCD).
Empleados exigen ser incluidos en decisiones del LACCD
Empleados de los colegios comunitarios en la reunión del miércoles de la junta directiva de LACCD.
Foto: Steve Weingarten

Son alrededor de 1,300 empleados los que asisten en su inscripción y procesos administrativos a los 250,000 estudiantes que asisten a los nueve colegios comunitarios del Distrito de Colegios Comunitarios de Los Ángeles (LACCD). Y según Velma Butler, presidenta del sindicato de esos empleados (College Staff Guild-AFT Local 1521A), “somos nosotros los que conocemos de primera mano a los estudiantes y a quien estos acuden primero cuando necesitan cualquier tipo de asistencia”.

Los empleados alegan que el canciller del LACCD Daniel LaVista, ha tomado la decisión de excluirlos de la administración compartida del distrito. Un derecho que, bajo la ley estatal AB 1725, les pertenece.

Para exigir ese derecho, ayer más de medio centenar de trabajadores de Los Angeles City College, Los Angeles Valle College , Los Angeles Mission College, y de los otros seis planteles, entraron a la reunión bimensual de la junta directiva del distrito para hablar con los miembros de la junta directiva.

“Nos quieren quitar un derecho que ganamos hace más de 20 años. Quieren tomar decisiones sin consultarnos y eso no lo vamos a permitir”, aseguró Butler. “No vamos a dejar que sigan contratando personal ejecutivo con salarios altos y no a más asistentes administrativos que es lo que realmente se necesita”, agregó.

“Si el contrato lo dice, yo los apoyo hasta el final. Es su derecho”, comentó a La Opinión Miguel Santiago, presidente de la junta directiva del LACCD. “Pero cada quien en la junta tiene su opinión y esta puede ser diferente a la mía”, destacó.

El sindicato tuvo apoyo de miembros de la Federación de Maestros de California (CFT). Carolyn Richie, representante de esta organización sostuvo que “ellos son los soldados que están al frente en el campo de batalla… Tienen que ser incluidos en las decisiones que se tomen en el distrito”.