Pobreza golpea a hispanos

Las condiciones precarias de vida entre latinos han llegado a su nivel más alto en décadas.
Pobreza golpea a hispanos
Foto: AP

Chicago (EFE).- El 20 por ciento de la población latina de Illinois vive en condición de pobreza, con pérdida de ingresos y aumento de las deudas, afectada por una crisis económica que ha aumentado el nivel de gente necesitada en este estado a su punto más alto en décadas, según un estudio realizado por la agencia Heartland Alliance.

El estudio, “Pobreza en Illinois en 2011”, indica que las familias no han tenido alivio aunque lo peor de la recesión habría pasado, y las cifras apuntan que uno de cada tres habitantes del estado es considerado pobre o de bajos ingresos.

Según el último Censo, Illinois tiene un poco más de 12.5 millones de habitantes, de los cuales 2.2 millones tienen bajos ingresos y 1.7 millón son pobres.

Los latinos son el 16 por ciento de los habitantes del estado, con una carga de 20.2 por ciento de pobres.

Antes de la recesión, las posibilidades de llegar a fin de mes estaban comprometidas por la pérdida salarial y de beneficios laborales, además del aumento de los costos de la vivienda y la erosión de los sistemas de respuesta del Gobierno, dice el estudio divulgado esta semana.

La recesión agravó esas condiciones con una pérdida de trabajo en gran escala, aumento de las deudas y reducción de los ingresos, agrega.

Sin embargo, los años posteriores a la recesión no trajeron alivio a las familias en problemas. La pobreza, el desempleo y la falta de seguro médico “se encuentran en los mismos niveles o son peores que durante la recesión; los ingresos cayeron todavía más”.

Esto significa, según el estudio, que al tener menos recursos las familias “aplazan los cuidados médicos necesarios, los niños van a la escuela con hambre, se pospone el pago de deudas y cada vez se usan más por anticipado los ahorros para el retiro”.

Jennifer Clary, investigadora del Centro de Impacto Social de Heartland Alliance, dijo que la recuperación “tomará más tiempo de lo esperado”.

“Va a ser una larga cuesta arriba antes de que Illinois pueda recuperar cierta vitalidad económica”, agregó.

En este estado se necesitan 508,000 empleos nuevos, pero hasta el momento las cifras han sido débiles con menos trabajo en el sector manufacturero y más en servicios, un sector donde los salarios y beneficios son menores, dijo la investigadora al presentar el estudio.

Según el estudio, muchas de las respuestas del gobierno para prevenir la pobreza y dificultades de sus habitantes -como estampillas de alimentos, asistencia médica, créditos impositivos, ayuda con dinero en efectivo a familias de bajos recursos y el seguro de desempleo- han sido superadas por la demanda.

“Se necesitan nuevas políticas e inversiones, porque sin ayuda del gobierno los problemas de la pobreza se duplicarían”, afirma.

Otras cifras del Censo 2010 indican que la tasa de pobreza entre los niños en edad escolar de Illinois, en su mayoría afroamericanos y latinos, aumentó en Cook y otros condados del estado desde que comenzó la recesión.

Cook, donde se asienta Chicago, pasó de una tasa de pobreza entre los escolares de 21 por ciento en 2007 a 23.9 por ciento el año pasado, cifra superior a la media nacional de 19.8 por ciento.

En ese periodo, el condado Kane reportó el mayor incremento del estado al pasar de 9.7 a 15.4 por ciento, mientras que Kendall presentó el menor aumento al ubicarse en 5.7 por ciento comparado con el 4.3 previo.

A nivel nacional, los datos de la Oficina del Censo indican que en Estados Unidos hay más de 15 millones de niños, de uno a 17 años, que viven en la pobreza y de ellos el 32.3 por ciento son latinos.