Preparan el mejor chocolate de los aztecas

Café Mestizo, más que un negocio, es un espacio donde se promueve el arte y la expresión social
Preparan el mejor chocolate de los aztecas
La canela y el café le da el toque del sabor al chocolate azteca.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Chicago.- El lugar es único, pues más de un visitante queda encandilado a primera vista por el ambiente bohemio que arropa el lugar. En Café Mestizo también hay una colorida exhibición de cuadros que contrastan con los tonos cálidos de las paredes, además de una confortable decoración que da la sensación de que se estuviera tomando un cafecito en el sillón de su casa.

El reloj avanza pero la gente no para de entrar y salir. El olor penetrante del café y del chocolate que se impregna hasta en la ropa es imposible que pase desapercibido por estudiantes, artistas y hasta activistas comunitarios que hacen un alto en sus actividades para disfrutar del clásico café mestizo, espressos, cappuccinos, cortaditos y lattes.

Todas estas bebidas se elaboraron con granos de cafetales colombianos y costarricenses, países que son líderes en esta industria.

“Además de venir a tomar mi chocolate azteca, me gusta visitar este negocio porque te sientes como en casa, el ambiente es tranquilo y agradable,y por su amplio espacio te permite tener privacidad”, mencionó Manuel Guevara Morán, asiduo cliente del establecimiento.

Este chocolate oaxaqueño posee un sabor exquisito y más aún cuando se mezcla con café, canela y otros secretitos que Leo Martín Barragán, originario de Ecuador y propietario del negocio, tiene guardados bajo llave.

También se venden tamales oaxaqueños y de rajas con queso. En cuanto a los emparedados los hay de todas las carnes, pero lo que más se vende son los de pollo y hummus con queso, una verdadera delicia al paladar.

En el menú son imprescindibles las sopas, ensaladas, batidos, postres y la venta de tés medicinales y de yerbas naturales.

ESPACIO CULTURAL

Martín Barragán aún recuerda como si fuera ayer cuando abrió por primera vez las puertas de Café Mestizo, hace ocho años: “Buscaba ofrecer una alternativa diferente al barrio. El negocio nunca se ha limitado a sólo ofrecer bebidas calientes, sino más bien siempre ha sido un espacio para que la gente pueda venir a expresarse con plena libertad en las tertulias de los miércoles por la noche”.

Para Martín Barragán, la palabra mestizo es un concepto muy popular que hace alusión a la mezcla de razas tanto blanca como indígena. “Y como esto se ve muy marcado en la cultura latina, decidí ponerle un nombre que nos identificara a todos, así fue que nació para la comunidad Café Mestizo”, destacó.

“Los clientes te inyectan energía para seguir adelante y como uno se debe a ellos siempre estoy haciendo cambios para mejorar el negocio, pienso ampliar el menú y abrir más temprano y así hacerle la competencia a las grandes franquicias cafeteras”, añadió Martín Barragán.

Café Mestizo se ubica en el 1738 W. 18th Street en Pilsen y está abierto de lunes a domingo de 10 am a 10 pm.