Ahora sí vuelan… ¡y alto!

El segundo gol, anotado por Adolfo Rosinei, fue producto de una bella combinación de pases a velocidad desde el medio campo americanista.

Ahora sí vuelan… ¡y alto!
Christian Benítez es felicitado por sus compañeros luego del doblete anotado a los Gladiadores en juego celebrado en el Alfonso Lastras.
Foto: MEXSPORT

SAN LUIS POTOSÍ, México.- América metió el acelerador poco mas de 20 minutos y con eso le bastó para darle una paliza al San Luis al son de 3-1 en la jornada 4 del Clausura 2012.

Tras sobreponerse a un nuevo error tempranero, que derivó en el gol de Wilmer Aguirre, el cuadro dirigido por Miguel Herrera jugó por nota para venir de atrás y hacer 3 goles a su “hermano menor”, con 2 dianas de Christian Benítez, quien vivió una noche de aciertos, porque también se reencontró con la confianza al hacer el tercero de la noche desde el manchón penal.

Cuando parecía que las Águilas vivirían una nueva noche de pesadilla iniciando contra la pared desde el minuto cinco, el equipo no se desesperó y halló los espacios para dejar muy mal parado al conjunto local, que ayer se desplomó, dejando al descubierto una serie de carencias en el mediocampo.

Y es que fue notorio que Juan Carlos Valenzuela sigue sin poder estar a tono con Aquivaldo Mosquera y el novel Diego Reyes constantemente le ganó las espaldas.

Anoche Benítez se convirtió en una pesadilla para la zaga, pues constantemente se aparecía a velocidad para encarar al arquero Óscar Pérez,

Mosquera también se permitió abandonar su zona de seguridad para apoyar a la ofensiva. Y en el segundo gol del América, al minuto 28, el “Chucho” le puso medio gol a Rosinei, producto del flujo de buen fútbol que ya efectuaba la escuadra comandada por el “Piojo” Herrera.

El tercero fue consecuencia de la presión que ejercieron unas Águilas insaciables, que encontraron el 3-0 dos minutos después desde los 11 pasos, donde Benítez mostró una concentración a prueba de todo, pues a pesar de que el “Conejo” Pérez se movía y saltaba tratando de desubicarlos, el ecuatoriano cobró de manera excelente sin siquiera parpadear.

Pero el cuadro del “Piojo” Herrera pecó de exceso de confianza y le ganó la soberbia porque en el complemento no fueron ni la sombra del cuadro que doblegó al San Luis.

El venezolano Oswaldo Vizcarrondo sigue sin poder adaptarse al estilo de juego del futbol mexicano, pues luego de que le pidieron que le bajara a la intensidad, dejó de apretar en la marca y en algunas acciones no se vio atinado al momento de ir a cortar los avances de los potosinos.

Dejaron de correr, de buscar el arco enemigo a velocidad y en algunos momentos permitieron que los potosinos intentaran sacar la cabeza, pero sin presentar una buena propuesta de futbol que pudiera ponerlos en la batalla.

El América de Herrera sigue invicto, sólo que ahora tendrá que aprender a mantener el ritmo a lo largo de los 90 minutos, para convertirse en una equipo peligroso que pueda hacer que sus rivales tiemblen.

En tanto que San Luis poco a poco va perdiendo gas, con un cuadro que jornada a jornada deja más dudas.

Después de este encuentro, el América, que la próxima semana recibirá a los Tigres de la UANL, llegó a ocho unidades, mientras San Luis se quedó con 6 y visitará a Monterrey.