Juez: abrirán las cortes infantiles

El público y la prensa podrán entrar, siguiendo protocolo, a tribunales que manejan casos de maltrato de menores
Juez: abrirán las cortes infantiles
Padres e hijos mostraban su apoyo a la decisión del Juez Nash ayer en Los Ángeles.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Las cortes infantiles del Condado de Los Ángeles, donde se procesan los casos de negligencia o maltrato de menores por parte de los padres, serán abiertas al público y a la prensa.

Así lo decidió ayer el Juez Michael Nash, presidente del Tribunal de Dependencia del Condado de Los Ángeles, al realizarse una audiencia en la que se analizaron los pros y contras de la medida.

El Juez Nash dijo que en los próximos días estará firmando la orden que establecerá el procedimiento para que los medios de comunicación y el público en general puedan tener acceso a este tipo de tribunales que desde 1995 han llevado a cabo los casos en completo hermetismo.

Cuando los medios de comunicación solicitan información sobre cierto caso al Departamento de Servicios Infantiles y Familiares (DCFS), no se obtiene información bajo el argumento de confidencialidad.

Con la nueva norma que ha decidio imponer el juez, el público en general y la prensa, cumpliendo un protocolo, podrá asistir a las audiencias de las cortes infantiles.

El principal argumento que se ha planteado para justificar ese secretismo es el derecho de privacidad de los menores.

Sin embargo, madres de familia organizadas en Every Mother is a Working Mother Network, expusieron la necesidad de transparencia en este tipo de casos, ya que muchas veces la negligencia con los niños la cometen los mismos trabajadores sociales que separan a los hijos de sus padres.

Hay trabajadoras sociales, denunciaron, que están mintiendo al juez sobre los casos.

“Como funcionan actualmente las cortes infantiles del condado es como una especie de corte militar, cerradas a la prensa, a los defensores e incluso a algunos familiares y eso debe terminar”, mencionó Margaret Prescod, representante del grupo DCFS Devuélvenos a Nuestros Hijos.

El principal opositor a la medida es el sindicato SEIU que representa a los trabajadores sociales del condado. También los supervisores Michael Antonovich y Don Knabe enviaron cartas al Juez Nash para reprobar la medida, así como el senador estatal Kevin De León.

A través de un portavoz, el director del DCFS, Philip Browning, señaló que al no haber recibido aún una notificación por parte del Juez Nash sobre esa decisión, no podía hacer comentarios.

Lina Duval, a quien el DCFS le quitó su hijo por supuesta negligencia infantil, explicó que en su caso ella pudo recuperar a su hijo porque gracias a que tiene los recursos pudo pelear y contratar un abogado.

“Pero hay muchas personas que no pueden y se están violando los derechos de las personas

Por cada niño que el DCFS toma custodia, aseguró Duval, el gobierno federal les da 4,000 dólares.

“Hay un incentivo financiero por quitar niños”, agregó. “En muchos casos la única culpa de los padres es ser pobres, no es que sean malos padres”.