A leer 1 millón de palabras, LA

200 mil niños del condado retados a leer 20 mil libros en seis meses
A leer 1 millón de palabras, LA
Para promover la lectura entre padres e hijos, inició ayer la campaña "El reto: un millón de palabras".
Foto: Ciro Cesar / La Opinion

“Si queremos que nuestros hijos se gradúen de la preparatoria y vayan a la universidad, necesitan leer a un nivel competente para el tercer grado de primaria”. Así resumió Ralph Smith, de Campaign for Grade Level Reading, la importancia de incrementar el nivel de lectura en los niños a temprana edad.

Esto es de particular importancia en el Condado de Los Ángeles, donde de acuerdo con el Departamento de Educación de California, cerca del 60 por ciento de los estudiantes de tercer grado no leen al nivel que deberían.

Con el objetivo de promover la lectura entre padres e hijos, inició ayer la campaña “El reto: un millón de palabras”, con la que se espera que más de 200,000 estudiantes del condado tomen el reto de leer conjuntamente más de 20,000 libros durante los próximos seis meses.

La campaña se ha realizado en las escuelas de Los Ángeles por 10 años consecutivos.

Pero para quien de ninguna manera es un reto, sino todo un placer, es Héctor González, un estudiante de quinto grado de la escuela primaria Leo Politi.

“Para mi leer es algo para lo que nací. Sé que la lectura me llevará muy lejos, como convertirme en un abogado”, expresó el estudiante, que se robo aplausos al dirigirse a los presentes de una manera notablemente articulada, en un acto de lanzamiento de la campaña en su escuela.

A Verónica Aguilar, la madre de Héctor, no le importó tener que faltar a su trabajo para asistir a la presentación.

“Todos los padres trabajamos, a veces hasta dos trabajos, pero siempre debemos encontrar el tiempo para apoyarlos en su educación y la clave esta en la lectura”, subrayó Aguilar, quien dijo leer diariamente con sus tres hijos por lo menos media hora.

La gravedad del bajo nivel de alfabetismo en Los Ángeles, no solo afecta a los niños sino a los adultos también. Según el estudio Literacy at Work Report, un 53 por ciento de los adultos en Los Ángeles se encuentran entre los dos niveles más bajos de alfabetismo. Lo que significa que estos no pueden ni siquiera leer bien un folleto del autobús con los horarios.

Para Mónica García, presidenta de la junta escolar del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), uno de los elementos del problema radica en los recortes al presupuesto escolar de los últimos cuatro años. “Pero hemos aprendido a enfocarnos en lo que realmente está pasando en los salones de clases y a ayudar a los padres a que se enfoquen también en la lectura de sus hijos”, dijo García.

“Con la ayuda de esta campaña, el nivel de competencia en lectura de los estudiantes de tercer grado ha incrementado de 29 a 40 por ciento en los últimos cuatro años. No es donde queremos estar pero es un avance”.

“La comunidad latina siempre ha tenido más obstáculos para alcanzar sus metas, pero las hemos superado por el amor a nuestros hijos”, sostuvo Oscar Cruz, presidente y director general de Families in Schools. “Inculcarles el amor a la lectura es la mejor manera de apoyarlos en su educación”.

Para celebrar la importancia de la lectura, ayer se celebraron varios eventos similares en todo el país. Incluyendo el Read Across America Day en el Huntington Learning Center de Encino.