Respira NY, Bloomberg no subirá impuestos

Y promete mantener empleos del sector público hasta 2013

Respira NY, Bloomberg no subirá impuestos
Durante su mensaje, Bloomberg advirtió del riesgo que supone no reformar el sistema de pensiones.
Foto: AP / Mary Altaffor

Nueva York, 2 de febrero – El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, se comprometió hoy a no subir los impuestos y mantener todos los empleos públicos hasta 2013, aunque advirtió del riesgo que supone no reformar el sistema de pensiones, al presentar su propuesta de presupuesto para el próximo ejercicio fiscal.

Bloomberg propuso hoy un presupuesto municipal de $68,700 millones para el ejercicio fiscal 2013, que arranca el próximo 1 de julio.

Dicho presupuesto todavía debe ser aprobado por el Concejo Municipal de la ciudad, la cual arrastra un déficit de $2,000 millones que el alcalde plantea cerrar con reducciones de gasto.

El proyecto de presupuestos presentado por el primer edil es un 1.9 % más bajo que el del ejercicio 2012 e incluye una reducción del gasto en todas las partidas salvo la destinada a educación.

“Muchas ciudades de Estados Unidos han sufrido para cuadrar sus cuentas, algunas han despedido a bomberos, policías o profesores y unas cuantas incluso han tenido que declararse en quiebra”, indicó el edil neoyorquino en un comunicado divulgado por su oficina.

Bloomberg, quien hace un año propuso recortar 6,000 empleos para ahorrar a la ciudad $1,600 millones, propone ahora unas cuentas sin despidos de maestros ni policías, ni renunciar a las inversiones a largo plazo en proyectos de desarrollo.

El alcalde señaló que su propuesta para las cuentas públicas de la Gran Manzana es “responsable” y protegerá aquellos sectores que les han permitido sortear los efectos de la recesión económica mejor que otras ciudades de Estados Unidos.

Sin embargo, Bloomberg alertó de que Nueva York se enfrenta a una “bomba de relojería” por el creciente costo de las pensiones de los empleados municipales.

“Tiene que haber una reforma real de las pensiones si queremos seguir pagando escuelas, bomberos, policías y otros servicios de primera calidad que necesitan los neoyorquinos, así como proteger la seguridad del propio sistema de jubilación”, aseguró el regidor.