Romney dice una cosa y su dinero otra

Aunque como republicano, Romney se opone a la contracepción y a la investigación con células madre, sus fondos de inversión han adquirido acciones en farmaceúticas especializadas en lo anterior.

Romney dice una cosa y su dinero otra
El precandidato asegura que sus fondos de inversión son manejados "ciegamente" para evitar conflictos de interés.
Foto: AP Photo / Gerald Herbert

WASHINGTON – Durante su campaña por la candidatura republicana en 2007, Mitt Romney prometió que un fideicomiso que supervisa su cartera de transacciones financieras descartaría cualquier inversión que entrase en conflicto con las posiciones del partido hacia Irán, China, la investigación con células madre y otros asuntos.

Sin embargo, los fideicomisos de confianza de la familia Romney conservaron algunas de esas acciones y efectuaron reiteradamente nuevas inversiones en ellas hasta 2010, cuando las vendieron antes del comienzo de la campaña actual, según un estudio detallado de los registros financieros de Romney realizado por The Associated Press.

Las declaraciones impositivas para 2010 de fondos fiduciarios de Romney, su esposa y sus hijos mayores revelan decenas de transacciones con esos valores, que se vendieron por más de $3 millones hace dos años.

Una vocera de la campaña de Romney, Andrea Saul, dijo que el exgobernador de Massachusetts no controla las inversiones realizadas por su fideicomiso ciego, pero que el administrador de la cuenta trata de manejar las transacciones “de manera consistente con las posiciones expresadas públicamente por el gobernador Romney”.

Ante la continuidad de las transacciones de 2006 a 2010, cabe preguntar por qué éstas se prolongaron durante tres años después de que Romney dijo que el fideicomiso remataría los valores conflictivos, un período en el que ha tratado de convencer a los votantes que profesa los valores republicanos conservadores.

También cabe preguntar si se verificaron previamente las transacciones en busca de posibles conflictos o con fines de percepción política.

“Desde el punto de vista financiero, se diría que son inversiones totalmente legales”, dijo Thomas B. Cooke, profesor de derecho empresarial en la Universidad de Georgetown. “Pero por tratarse de un candidato presidencial, también es cuestión de ver a qué huelen”.

La vocera de Romney dijo que el abogado que administra el fideicomiso suele realizar ajustes acordes con las posiciones de Romney.

El candidato mantiene muchas de sus inversiones en un fideicomiso que él califica de ciego desde que se postuló como gobernador de Massachusetts en 2002.

El fideicomiso intenta eliminar conflictos de intereses al ocultarle a Romney el carácter de las transacciones realizadas en su nombre y al impedirle tomar determinadas decisiones. Un abogado de Boston, R. Bradford Malt, administra sus amplias tenencias de acciones, fondos de inversión y otros valores.