Campesinos rechazan uso de pesticida

Aseguran que el methyl iodide (usado en cultivos de fresas) es un conocido carcinógeno que puede causar abortos espontáneos y contaminar el agua subterránea
Campesinos rechazan uso de pesticida
Campesinos rechazan el uso del pesticida methyl iodide por ser nocivo.
Foto: Archivo

Los Ángeles.- La Unión de Campesinos (UFW) hizo un llamado al nuevo director del Departamento de Regulación de Pesticidas de California para que se suspenda la aplicación de un pesticida que considera altamente peligroso para la salud.

UFW solicitó a Brian Leahy -nombrado ayer por el gobernador Jerry Brown- que revise inmediatamente la autorización de utilizar el yoduro de metilo como pesticida, porque, asegura, es un carcinógeno, provoca pérdidas de embarazos y contaminación de aguas subterráneas.

“El methyl iodide es un conocido carcinógeno que puede causar abortos espontáneos y contaminar el agua subterránea”, afirmó hoy en una comunicación la UFW. “Inyectarlo como un gas en el subsuelo presenta riesgos inaceptables para los trabajadores del campo, las comunidades rurales circundantes, las mujeres embarazadas y los niños”, alegó el sindicato.

La exdirectora del departamento, Mary-Ann Warmerdam, renunció en marzo de 2011 en medio de una polémica causada por la aprobación en diciembre de 2010 del uso del pesticida, aplicado generalmente en los campos de cultivo de fresas.

Según la Unión de Campesinos, insistentes peticiones al gobernador Brown para que suspendiera la aplicación del pesticida fueron aplazadas para dejarlas en manos del nuevo director.

El sindicato resaltó que más del 85% de las fresas que se consumen en el país son cultivadas en California, por lo que urgió una inmediata acción.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA, en inglés) aprobó la utilización de yoduro de metilo como pesticida en 2007. El producto reemplazó al bromuro de metilo que fue prohibido por el Protocolo de Montreal, un tratado internacional para proteger la capa de ozono.

El 30 diciembre de 2010 la Unión de Campesinos, varias organizaciones defensoras de la salud y del medio ambiente y dos trabajadores del campo presentaron una demanda -actualmente en proceso- contra la aprobación del uso del pesticida en California.