Nueva oficina regularía marihuana medicinal

Se espera que esta semana la Procuradora General, Kamala Harris, apruebe la iniciativa para su control.

Nueva oficina regularía marihuana medicinal
El tema de la posesión cultivo venta y consumo de marihuana medicinal para uso personal aún se mantiene en debate en el estado de California.
Foto: AP

San Diego (Notimex).- California podría decidir en las elecciones de noviembre si crea una nueva oficina que regule la producción y consumo de marihuana con fines medicinales, para prevenir que autoridades federales cierren las tiendas que distribuyen la droga.

Se espera que esta semana la Procuradora General, Kamala Harris, apruebe los términos legales en que está redactada la iniciativa Acta para Regulación, Control y Tributación de la Mariguana Médica, para poder comenzar a reunir medio millón de firmas de electores como requisito.

La iniciativa propone la creación de una Oficina Ejecutiva de la Marihuana Medicinal, que forme parte del Departamento de Asuntos del Consumidor de California y reglamente el cultivo, la distribución y la venta de la droga con fines terapéuticos.

La propuesta fue presentada por un dirigente sindical, Ron Lind, del Sindicato de Trabajadores Comerciales de Alimentos (UFCW) que ha apoyado recientes intentos por legalizar el consumo de la marihuana, y el director en California del grupo civil Estadunidenses por el Acceso seguro (a la marihuana), Don Duncan.

Según Duncan, la iniciativa podría reunir hasta dos millones de dólares para su campaña para las elecciones de noviembre.

La iniciativa fue presentada en momentos en que las autoridades federales llevan a cabo la más seria ofensiva contra las tiendas distribuidoras de marihuana con fines médicos, desde que ese uso se aprobó en 1995.

En septiembre pasado los cuatro procuradores federales regionales en California advirtieron que si para diciembre la mayoría de las tiendas no concluían operaciones, procederían contra ellas y podrían enfrentar confiscaciones.

Desde diciembre cientos de tiendas de marihuana medicinal han cerrado, la mayoría forzadas por arrendadores de los locales que no quieren perder su propiedades. Tan sólo en San Diego se calcula un cierre de un 70 por ciento de negocios de ese tipo.

La ofensiva del Departamento de Justicia se basa en que las leyes estatales, como la de California, que permiten el consumo de marihuana terapéutica violan leyes federales que prohiben el consumo de esa droga independientemente de su finalidad.

Cuando la ley fue aprobada hace 17 años, los médicos podían recetarla a pacientes con enfermedades terminales que sufrían síntomas insoportables.

En los últimos años, sin embargo, los médicos recetaban la marihuana incluso para males tan comunes como la tensión nerviosa.