Paladares victoriosos

Demián Bichir se une a nominados a los Premios de la Academia en comida anual

Paladares victoriosos
Demián Bichir Nájera está nominado al Oscar 2012 como mejor actor por la película "A Better Life".
Foto: Suministrada

Es ya una tradición. Durante los últimos 31 años, los nominados a los Oscar se reúnen poco menos de tres semanas antes de la entrega de los premios para, de modo distendido, compartir la experiencia de ser candidatos al galardón cinematográfico más importante.

Pero para Demián Bichir esta fue la segunda prueba de fuego, después de la que experimentó hace solo unos días cuando recibió la noticia de su nominación a Mejor Actor por A Better Life, desbancando así a estrellas del calibre de Leonardo DiCaprio (por J. Edgar) o Ryan Gosling (por Drive).

El actor mexicano, novel en esta faceta, fue uno de los 18 intérpretes que asistieron a lo que se conoce como Comida del Oscar, de un total de 150 candidatos presentes y que optarán al Premio de la Academia el próximo 26 de febrero en su 84 edición.

No obstante, el primero en llegar fue George Clooney, nominado como Mejor Actor por The Descendants y como Mejor Guión Adaptado por The Ides of March, asegurando que así es la mejor forma de tener “bebidas gratis”.

Ya más serio, pero aún así desplegando su habitual encanto y elegancia, hizo referencia a Bichir y su nominación por A Better Life.

“Este es el ejemplo perfecto donde la Academia marca la diferencia”, sentenció. “Un filme como A Better Life no hubiera sido visto tanto si no fuera por las nominaciones [que ha tenido]. Es un filme maravilloso. De todos los nominados, para Demián supone un giro radical a su carrera”.

Brad Pitt llegó a la sala de prensa junto a Jonah Hill. Los dos están nominados por sus trabajos en Moneyball (Mejor Actor para el primero y Mejor Actor de Reparto para Hill).

Pitt también alabó a Demián Bichir, eje de numerosos comentarios debido a la sorpresiva cualidad de su nominación.

A Better Life, dijo la pareja de Angelina Jolie, “es un filme extraordinario” y la actuación del actor mexicano –“que me ha traído una botella de tequila”, bromeó– es “también extraordinaria y muy sutil. Humaniza el tema [de la inmigración]”.

La bonaerense Bérénice Bejo, vestida de Elie Saab, nominada como Mejor Actriz de Reparto por The Artist, aseguró en un pronunciado acento argentino que “yo nací en Buenos Aires y me fui a los tres años, así que no tengo muchas imágenes de Buenos Aires, pero toda mi familia allá, mis amigos, están muy muy contentos” por la nominación.

Cuando le tocó el turno a Demián Bichir, el último que llegó a la sala de prensa, este afirmó, en inglés y español, que “estoy muy contento por todo lo que está pasando. Es muy extraño. Estaba [entre bastidores] haciendo bromas con Brad Pitt y George Clooney sobre un montón de cosas y tonterías, como cuando [Pitt] filmó The Mexican… Y todo esto hace la experiencia muy emocionante y extraña al mismo tiempo”.

“No creo que ningún problema en México se vaya a resolver con la nominación con la que nos ha honrado la Academia, pero mantengo mis esperanzas muy altas. Me encuentro mucha gente en México y todos están muy emocionados y con ganas de que esto vaya bien. Necesitamos más talento mexicano por todos lados”.

Para el actor, la repercusión de la nominación al filme es incalculable.

“Una de nuestras grandes esperanzas es que la gente correcta, la gente que toma decisiones, la gente que firma acuerdos pueda ver la película y se sensibilice y toda esta tensión que estamos teniendo sirva para que más y más gente vea la película. Este no es un tema político, es humano”, afirmó. “Ya hemos estado en el Capitolio, en la Casa Blanca… vamos a seguir hablando del tema cada vez que sea posible”.

Al preguntarle si estaba nervioso por la candidatura, respondió: “¿Nervioso?, no. Porque esto es maravilloso. Y no puedo hacer nada… Ahora mismo estoy muy contento de trabajar en una obra teatral en México. Anoche hice dos representaciones y he volado aquí esta mañana. Estoy muy contento que estoy ocupado pensando en algo distinto”, terminó.

Otros nominados que charlaron con la prensa antes de la comida fueron Rooney Mara, Mejor Actriz por The Girl with the Dragon Tattoo (quien confirmó, primero, que sigue llevando el piercing que se hizo en un pezón para su papel de Lisbeth en la cinta basada en el popular libro súper ventas, y, después, que ha firmado contrato para intervenir en sus dos secuelas, pero aún no sabe cuándo se filmarán), Max von Sydow, Mejor Actor de Reparto por Extremely Loud and Incredibly Close (“me emociona estar nominado porque quien te nomina son tus colegas”, afirmó el veterano intérprete quien calificó a algunos de los personajes a los que interpreta como “buenos amigos”), Viola Davis, Mejor Actriz por The Help (que habló del regalo de bodas que le dio George Clooney hace un tiempo: una estancia en su villa italiana. “Mi marido y yo fuimos los únicos invitados en su casa de 22 habitaciones”, destacó entusiasmada la actriz que lució un vestido del nuevo diseñador Juan Carlos Obando), Glenn Close, Mejor Actriz por Albert Nobbs (en su segunda ocasión en la Comida del Oscar; la primera fue en 1983 por su nominación a Mejor Actriz de Reparto por The World According to Garp. “Me gusta contar historias que conectan con la gente y encontrar desafíos como actriz”, expresó haciendo referencia a Albert Nobbs, donde da vida a una mujer que se viste de hombre para desafiar los rigores de la sociedad del siglo XIX), Kenneth Branagh, Mejor Actor de Reparto por My Week with Marilyn (“una gran responsabilidad. Él fue una inspiración. Le debo mucho”, detalló al hablar de Laurence Olivier, a quien encarna en el filme), Gary Oldman, Mejor Actor por Tinker Tailor Soldier Spy (“me siento profundamente honrado y simplemente estoy abrazando esta ocasión. Me lo estoy pasando como nunca”, expresó sobre la experiencia que significa vivir su primera candidatura), y Nick Nolte, Mejor Actor de Reparto por Warrior (“no sé por qué estoy aquí”, bromeó, “así que les voy a contar un chiste, aunque no sea comediante ni la broma sea divertida”).

Este fue el menú del que disfrutaron los invitados a la Comida del Oscar ayer en el Hotel Beverly Hilton, en Beverly Hills.

• Ensalada vegetal, con calabacín, zanahorias, judías verdes, champiñones, pimiento rojo y maíz.

• Aperitivos variados

• Filete de Salmón Atlántico, con salsa de gengibre tamarindo, arroz blanco, brócoli y tomatillos

• Trío de sorbetes en copa de chocolate con salsa de mango y frutas salvajes