El mar ya ha devuelto 23 cuerpos en RD

Capitán de Navío de la Marina de Guerra dijo que tienen cifradas sus esperanzas de encontrar más personas con vida

El mar ya ha devuelto 23 cuerpos en RD
La yola que transportaba cerca de 80 indocumentados hasta Puerto Rico naufragó en Cayo Levatado de Samaná.
Foto: Archivo / INS

Samaná, R. Dominicana.- La Marina de Guerra dominicana y los organismos de seguridad reiniciaron hoy la búsqueda de al menos 20 dominicanos que se encuentran desaparecidos tras zozobrar la yola que transportaba cerca de 80 indocumentados hasta Puerto Rico.

Del grupo, 23 cadáveres han sido recuperados del mar, en tanto que otras 13 personas fueron rescatadas con vida.

La embarcación naufragó el pasado domingo en Cayo Levatado de Samaná.

La Marina de Guerra reinició hoy, a las 5:30 de la mañana, las labores de búsqueda de las cerca de 20 personas que siguen desaparecidas, bajo la coordinación del contralmirante Luis Jerónimo Castro, jefe del organismo de inteligencia M-2.

El capitán de Navío de la Marina de Guerra, Héctor Ramón Méndez, quien dirige el operativo, dijo que tienen cifradas sus esperanzas de encontrar más personas con vida.

Asimismo, expresó que tres embarcaciones de la Marina, siete buzos y personal aéreo rastrean la zona de Samaná (noreste) y Hato Mayor al Este, en busca de más sobrevivientes o de nuevos cadáveres.

Por otro lado, la Marina de Guerra informó hoy el arresto del capitán de la yola que zozobró el pasado viernes en la bahía de Samaná.

Se trata de David Cepeda Calcaño, quien de acuerdo a la institución naval es un reconocido organizador de viajes ilegales que opera en la zona de Nagua, Samaná, San Francisco de Macorís, Sánchez y Río San Juan, en el noreste del país.

A su vez, informó que el detenido fue sometido a la Justicia varias veces entre 2000 y 2008 acusado de traficar con personas hasta la vecina isla.

La Marina de Guerra comunicó que persigue a otros dos hombres que habrían participado en la organización del fatídico viaje.

El acusado habría declarado a las autoridades que la embarcación zozobrada fue fabricada en unos matorrales de la carretera Nagua-San Francisco de Macorís y luego trasladada al mar a través de unos caminos vecinales que bordean el río Yuna.

Las autoridades dijeron que la frágil embarcación fue construida con una madera tan mala que se partió en dos pedazos tan pronto se adentró al mar.

En San Francisco fueron sepultados los cadáveres de Dalia Claudio, Vicenta Ramírez, Francis Lora, Héctor Eduardo de Jesús Reyes y Pedro Luis de Jesús Reyes, Pedro Rafael Mercedes y Rafael Antonio Calderón.