Tensión por acuerdos en el Congreso

En juego están millones de familias indocumentadas y la presión por mayor liderazgo en este tema

Según el congresista Becerra, los republicanos quieren establecer medidas que son ofensivas para los demócratas.
Según el congresista Becerra, los republicanos quieren establecer medidas que son ofensivas para los demócratas.
Foto: Archivo / La Opinión

WASHINGTON, D.C.- Sube la tensión en el Capitolio. Sólo tres semanas le queda al Congreso para llegar a un acuerdo sobre la extensión de los recortes al impuesto de nómina. En juego están millones de familias indocumentadas y la presión por mayor liderazgo en este tema.

Ayer se celebró la cuarta reunión del Comité de Conferencia, con la esperanza de lograr avances. Sin embargo, nadie quiere ceder. “Espero que la gente que vino aquí hoy, no se vaya con la impresión de que esto es imposible. Necesitamos actuar y nos queda poco tiempo”, dijo el congresista Sandy Levin (D-MI).

El grupo de 20 legisladores, que representan a ambas asambleas, debatió ayer sobre la manera en que se puede financiar la extensión de los recortes y del seguro de desempleo por 18 meses. En el documento que enumeró la lista de 15 alternativas de financiamiento, incluidas en el proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes.

Entre las opciones está negarle el acceso al Crédito Tributario por Hijos (CTC) a los inmigrantes que utilizan un Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN), en su lugar, se exigiría que las familias presenten un número de seguro social.

ITIN es la única forma que tienen las personas sin papeles para reportar sus impuestos. El Consejo Nacional de la Raza (NCLR) ha estimado que de ser aprobada, la iniciativa afectará a 4 millones de niños, en su mayoría hispanos y le quitará de los bolsillos 1,800 dólares anuales a las familias con ingresos de 21 mil dólares.”Los republicanos tienen propuestas que para nosotros son ofensivas. Le quitan beneficios a la clase media. Esto de aplicar impuestos sobre niños, es inaudito. En cualquier negociación se va a hablar de todo, pero los demócratas hemos dicho que no queremos incluir este punto”, aseguró a La Opinión, Xavier Becerra (D-CA).

El líder demócrata en el Senado, Harry Reid (D-NV), ya ha expresado públicamente que se opone a la medida. La Casa Blanca no la incluyó en su propuesta para financiar las extensiones.

Sin embargo, legisladores del Caucus Hispano y Asiático están pidiendo mayor liderazgo sobre este tema a los demócratas. “Niños pobres, especialmente aquellos que viven en familias de inmigrantes, pueden ser el blanco más fácil, cuando se trata de pagar por recortes de impuestos, pero necesitamos de su continuo liderazgo para rechazar propuestas que castigan innecesariamente a niños”,dice una misiva, obtenida por La Opinión, enviada por líderes de ambos caucus, además de los presidentes de sus grupos de trabajo de inmigración.

La preocupación parece estar fundada, en que más allá de declaraciones públicas, la postura se mantenga con el tiempo. “Este es un mecanismo político para decirle a quienes están de nuestro lado, que lo están haciendo bien. En un momento de controversia hay que esclarecer que hemos tomado una posición. Porque sino, quizás se debilita. Y decirles también que estamos velando. Uno de los errores que cometemos, es que vemos la alianza con nuestro partido, como una prioridad […] eso hay que acabarlo ya”, enfatizó el congresista Luis Gutiérrez (D-IL), uno de los firmantes de la carta.

“Los republicanos quieren poner como blanco a los inmigrantes en año de elecciones, porque piensan que es bueno para la política. […] Esto se trata de tirar por la borda a familias latinas y sus hijos –en su mayoría estadounidenses- y a los republicanos no parece importarles”, agregó a La Opinión.

Al otro lado del pasillo, senadores como Mike Crapo (R-ID) –miembro del comité de conferencia- insistieron en las diferencias entre ambos partidos, pero la importancia de mantener el enfoque en no aumentar el déficit. “Sólo porque tenemos desacuerdos, que reflejan recortes en los que ha habido apoyo bipartidista, no significa que tengamos un pase libre para aumentar la deuda”, dijo.

Tras varios momentos de tensión durante el encuentro, Levin le pidió a los legisladores republicanos que dejaran de referirse al proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes como “bipartidista”, ya que sólo unos pocos demócratas lo apoyaron.

En tanto, ya comenzaron a circular avisos publicitarios en torno al acceso a CTC, en los periódicos que circulan en las manos de la elite política en Washington.

El Fondo de Acción del Centro para el Progreso Americano, publicó ayer en “Politico” un aviso en que llama a realizar la elección correcta entre recortes en contra de los niños o que los ricos puedan comprarse un Rolex.