Entierran al Mirandés

El Bilbao espera al Barcelona o al Valencia en final de Copa del Rey
Entierran al Mirandés
Jugadores del Bilbao festejan en grande su pase a la final de la Copa del Rey, instancia a la que han llegado en 36 ocasiones.
Foto: EFE

BILBAO, España (AP/EFE).- El Athletic de Bilbao avanzó ayer a la final de la Copa del Rey tras vapulear 6-2 al Mirandés y frenar en seco la sorprendente marcha del equipo de tercera división en el futbol español.

Goles de Iker Muniain, Markel Susaeta y Jon Aurtenetxe pusieron al equipo dirigido por el técnico argentino Marcelo Bielsa con ventaja 3-0 antes de los 22 minutos en el choque de vuelta de la eliminatoria.

El Mirandés se vio desbordado en su primera visita al estadio San Mamés.

Fernando Llorente marcó dos veces en el segundo tiempo, mientras que Mirandés logró descontar con un par de goles Aitor Blanco.

Tras redondear un 8-3 en el marcador global, el Bilbao aseguró disputar su final número 36 contra el ganador del otro cruce de semifinales entre Barcelona y Valencia.

El Mirandés, apenas el tercer equipo de tercera división en llegar a una semifinal del torneo de copa, venía de dejar en el camino a tres clubes de la máxima categoría.

El entrenador del Athletic Club de Bilbao, el argentino Marcelo “Loco” Bielsa, se mostro muy contento de haber alcanzado la final de la Copa del Rey, pero matizó que el objetivo “nunca es llegar” a ese último peldaño del torneo, “sino ganarlo”.

“Esto es un procedimiento inconcluso que no debe generar ninguna alteración en el resto de la temporada”, señaló un Bielsa satisfecho también de la “fiesta” que se vivió en San Mamés.

“Nunca había visto al público tan implicado, influyente y alegre. Tenía muchas referencias de esa explosión, pero es distinto escucharlo que verificarlo. Es una sensación muy linda cuando el futbol provoca emoción en la gente de un modo sano. Es una de las mejores cosas que ofrece el futbol”, reflexionó.

Bielsa, por otro lado, no quiso mostrar preferencias cuando se le ha cuestionado sobre el rival en la final de mayo, que saldrá de la eliminatoria entre Barcelona y Valencia.

“Me da lo mismo, los rivales no se eligen, los determinan el curso de la competencia. Cuando uno elige está privilegiando a uno y descartando a otro y eso es más difícil de explicar”, apuntó.

El entrenador del Club Deportivo Mirandés, Carlos Pouso, admitió que el 6-2 recibido frente al Athletic de Bilbao en la vuelta de las semifinales de Copa “no es el final soñado” a la brillante trayectoria de su equipo en el torneo pero se mostró satisfecho” del papel realizado.

“Es algo bonito lo que hemos conseguido, un cuento de hadas. Es difícil que se vuelva a dar. Nosotros hemos hecho las cosas bien, estamos contentos aunque todavía no nos ha dado tiempo a valorarlo. Nos hubiese gustado dar el último paso pero cada vez hay más diferencias en el futbol”, explicó Pouso.

Acerca del partido, el técnico reconoció que el Athletic “ha demostrado la superioridad de un equipo de Primera sobre uno de Segunda B”. “No hay que darle más vueltas”, declaró el entrenador del Mirandés que hizo soñar a aquellos pequeños equipos que tienen que enfrentar a los grandes de España en la Copa del Rey.

El actual campeón de la Copa del Rey es el Real Madrid, equipo que quedó eliminado de esta competencia a manos de su acérrimo rival, el Barcelona, que hoy dirime su pase a la final contra el Valencia.