Homs víctima de bombardeos

El sábado pasado, Rusia y China vetaron la propuesta de la Liga Árabe en la ONU para cesar la violencia. Venezuela, Bolivia y Nicaragua indican que dicha alternativa sería escalar rumbo a una intromisión extranjera armada como la que ocurrió en Libia por la OTAN.

Homs víctima de bombardeos
El establecimiento de una zona de exclusión aérea y la provisión de armas a la oposición siria sería como "tomar partido a favor de uno de los bandos" indicó el ministro ruso del exterior, Lavrov.
Foto: EFE

EL CAIRO, Egipto.- Casas y mezquitas se han convertido en hospitales de campaña clandestinos en la provincia de Homs, donde la ofensiva represora del régimen causó ayer un centenar de muertos y la situación humanitaria avanza hacia el colapso, según informaciones de activistas opositores.

De acuerdo con su relato, la situación se ha agravado debido, entre otras razones, a que los centros médicos se han convertido en objetivos bélicos de las fuerzas de seguridad del presidente Al Asad.

“Los hospitales de campaña han sido bombardeados, ahora estamos tratando a los heridos en las casas y en las mezquitas con medicamentos insuficientes”, aseguró a Efe por teléfono el activista Salim al Homsi.

Al Homsi, que se encuentra en el barrio de Bab Amro, uno de los más castigados por la acción del régimen, recalcó que “la situación es trágica” y que desde los templos se hacen continuos llamamientos a donar sangre.

Los opositores Comités de Coordinación Local (CCL) denunciaron, por su parte, que varios edificios de viviendas han sido derruidos y que numerosas víctimas permanecen todavía atrapadas entre los escombros.

Según esta red opositora, la represión del régimen causó este jueves la muerte a 137 personas en todo el país, 110 de ellas en la ciudad de Homs.

A este respecto, y en conversación telefónica con efe desde Bab Amro, el doctor Alí al Hazuri señaló que no es posible “identificar a muchos de los muertos porque tienen la cara totalmente destrozada”.

Al Hazuri pidió ayuda urgente a las organizaciones internacionales y explicó que la mitad de las víctimas yacen en el suelo de las viviendas por la falta de espacio.

El facultativo subrayó que se necesita ayuda humanitaria básica, desde medicamentos hasta leche para los menores, además de equipamiento médico, ya que la Media Luna Roja no puede entrar en la zona.

De esta situación, se hizo eco este jueves la organización internacional Médicos Sin Fronteras (MSF), que denunció que las autoridades sirias usan el derecho al tratamiento médico como un “arma de persecución” de sus enemigos políticos.

En un comunicado, su presidenta, Marie-Pierre Allié, opinó que el régimen lleva a efecto “una campaña de represión implacable contra los heridos en las manifestaciones y contra los médicos que están intentando curarlos”, muchos de los cuales han sido torturados y arrestados.

Este acoso ha llevado a la creación de centros médicos clandestinos que no cumplen las mínimas normas de higiene y esterilización ni disponen de medios para practicar transfusiones de sangre durante las operaciones, agregó.

De la misma manera, los habitantes de los barrios asediados de Homs se enfrentan a la falta de alimentos y de combustible para cocinar y calentar las viviendas ante el intenso frío que reina estos días en Siria.

Un activista de la ciudad que se identificó con el nombre de Basil aseguró, por teléfono, que en algunos barrios “no hay pan ni leche para los niños, y es muy difícil encontrar gas desde hace cinco días”.