Espera la sorpresa

El cantautor Gustavo Galindo sueña con llevarse un Grammy mañana
Espera la sorpresa
Gustavo Galindo está nominado por 'Entre la ciudad y el mar'.
Foto: EFE

El cantautor Gustavo Galindo coronó su primer disco con una nominación a los premios Grammy, un “honor” que piensa disfrutar en la gala de mañana en Los Ángeles, a la que acude con la esperanza de poder dar la sorpresa, según dijo.

Galindo, mexicano criado en Estados Unidos, fue una de las grandes novedades que deparó la música en español en 2011 gracias a su álbum debut Entre la ciudad y el mar que produjo con Surco Records, el sello de Gustavo Santaolalla, tras tres años tratando de abrirse un hueco en el mercado del discográfico.

“No me esperaba estar nominado a los Grammy”, comentó Galindo, de 29 años, después de que su nombre se quedara fuera de la lista de nominados al Latin Grammy, premios para los que, a priori, parecía contar con más opciones.

“Con el hecho de estar nominado ya ganaste”, afirmó el artista, que disputa el ansiado gramófono dorado de mejor álbum pop, rock o urbano latino con Calle 13 (Entren los que quieran), La Vida Bohème (Nuestra), Los Amigos Invisibles (Not so Commercial) y Maná (Drama y luz).

“La competencia está muy fuerte, son todos grupos grandes, conocidos; ahorita está en las manos del universo. Yo estoy tranquilo”, manifestó Galindo que asistirá a la ceremonia de la 54 edición del Grammy acompañado de sus padres y sus compañeros de grupo y sin descartar que pueda llevarse el galardón.

“Voy a disfrutarlo y preparar unas notitas por si acaso. El Grammy lo vota otra gente [a diferencia del Latin Grammy] y los grandes nombres no tienen tanto peso y no hay tanta política como en el Latin Grammy”, indicó el cantante.

Entre sus objetivos de la noche estaría poder conocer a Bruce Springsteen, que considera su “héroe”, o a la británica Adele, que “está muy padre”.

El éxito de su primer disco dejó el listón muy alto para Galindo a la hora de enfrentarse a su siguiente trabajo que espera empezar a grabar antes de que acabe el año con la misma filosofía con la que realizó Entre la ciudad y el mar.

“La presión está ahí porque creo que el disco que hicimos es bastante bueno y tiene el hecho de ser un disco muy redondo. La meta es hacer otro igual de redondo con temas que hagan que se pueda escuchar el álbum de principio a final. Se trata de buscar canciones eternas que no sean canciones de moda, ése es el reto”, explicó.

Más allá de la satisfacción de ser nominado a un Grammy, la candidatura ha supuesto la confirmación para la carrera de Galindo frente a quienes aún no le habían prestado mucha atención.

“Hay que saber cómo utilizar la nominación para abrirte las puertas; antes la gente no te regresaba las llamadas y ahora le dices que eres candidato a un Grammy y de repente te empiezan a tratar como de otra manera. Es casi como si te nombraran caballero inglés; te da más prestigio y te ayuda a estar mejor pagado, hacer conciertos en vivo y seguir viviendo de la música”, comentó.

Una de las grandes apuestas de Galindo para 2012 es promocionar su álbum en México, su país de origen y también el de su padre.

La gala de los Grammy tendrá lugar en el Staples Center de Los Ángeles mañana a partir de las 17:00 hora local, si bien el programa se emitirá en directo por CBS para la costa este (20:00 horas) y en diferido tres horas después para el oeste del país.