Los centros comunitarios

La semana que viene, estoy visitando la clínica Eisner aquí en Los Ángeles para anunciar la disponibilidad de millones de dólares en ayuda para atraer proveedores de atención primaria a las poblaciones con escaso/limitado acceso a servicios de salud en Estados Unidos. Estos fondos, posibles por la ley de la reforma de salud de 2010, son parte de un hecho exitoso de de los últimos años que ha sido poco reportado: la inversión histórica que ha hecho la administración de Obama para incrementar el personal de la atención médica primaria.

Todos sabemos que las personas que tienen médicos y enfermeras cerca de ellos tienen mejor acceso a la atención médica. Sin embargo, a lo largo de los años, hemos visto una escasez progresiva de profesionales médicos en muchas de nuestras comunidades. Esto no es sólo un problema rural. Muchos estadounidenses en ciudades grandes como Los Ángeles enfrentan el mismo problema.

En particular, tener pocos proveedores de atención primaria ha dejado a personas por todo el país sin el acceso al tipo de atención preventiva que los estadounidenses necesitan para mantenerse saludable. Esto exactamente fue lo que presenciamos aquí en Los Ángeles el año pasado. Un grupo de voluntarios estableció una clínica de salud pública en Los Angeles Sports Arena y miles de personas se alinearon por horas tratando de conseguir atención médica básica.

La administración de Obama cree que no importa donde vivimos, todos tenemos derecho a cuidado médico de calidad a un costo posible. Por eso mismo, además de ampliar la cobertura de seguro y eliminar algunos de los peores abusos de las compañías de seguros de salud, una de las maneras que la ley de la salud de 2010 ayuda a lograr este objetivo es por medio de la inversión en nuestro personal médico.

Empezando con el fortalecimiento de la red de centros comunitarios de salud. En muchas partes del país, centros de salud comunitarios son la única manera de obtener atención médica de calidad, por ejemplo atención de maternidad o mental. Estos son centros comunitarios donde las personas obtienen ayuda con su nutrición o cuestiones de la vivienda, lo cual también puede afectar la salud de la familia. Estas clínicas tienen una reputación de proveer servicios de atención primaria de alta calidad, culturalmente sensible, a un costo menor, razón por la cual el modelo de centro de salud comunitario ha tenido apoyo bipartidista del Congreso durante décadas.

Bajo el Presidente Obama, hemos ampliado la cifra de servicios y de sitios de centros de salud, agregando 18,600 nuevos puestos de salud de tiempo completo y brindando atención a más de 2.4 millones de personas.

Hemos visto el impacto aquí en Eisner. Con 6 millones de dólares en fondos de la ley de la salud, la clínica creando o renovando casi 12,500 pies cuadrados de espacio para atender mejor a la población de Los Ángeles, incluyendo una nueva clínica dental con nuevos quirófanos y espacio nuevo de pediatría con 10 salas de examen. Esto significa mejor acceso médico para las familias que lo necesitan más.

Una segunda manera que la ley esta fortaleciendo a nuestro personal de salud es invirtiendo en el Cuerpo Nacional de Servicios de Salud (National Health Service Corps en inglés). Este programa ayuda a los proveedores de atención primaria como personal de enfermería, médicos, dentistas y otros a pagar sus préstamos de sus estudios a cambio de trabajar en poblaciones con escaso/limitado acceso a servicios de salud.

Bajo la administración de Obama, hemos añadido miles de nuevos proveedores de atención primaria al Cuerpo Nacional de Servicios de Salud, incluyendo más de 800 al servicio de las poblaciones urbanas y rurales de California donde ellos son más necesitados.

Pronto, Eric Schluederberg, un estudiante de medicina especializado en medicina familiar en la Universidad Western en Pomona, ingresará en el Cuerpo Nacional de Servicios de Salud. La experiencia de Eric con su novia salvadoreña y sus suegros, lo hizo deseoso de ayudar a la comunidad Latina a saber más acerca de la salud preventiva y cómo obtener atención cuando la necesitan. Hoy, gracias a la ley de la salud, Eric está recibiendo un reconocimiento monetario del Cuerpo Nacional de Servicios de Salud que le ayudara a hacer su meta una realidad al ayudarle a pagar sus préstamos de la escuela de medicina antes de que comience a practicar.

Estas inversiones también pueden tener un gran impacto económico. Cuando un médico llega a un área con servicios médicos escasos, ellos deben alquilar oficinas, contratar personal y ayudar hospitales locales a servir a más pacientes. Eso significa más empleo y más ingresos fiscales para la comunidad local.

Pero sobre todo, estas inversiones significan mejor salud. Cuando los centros de salud comunitarios y proveedores del Cuerpo Nacional de Servicios de Salud son parte de una comunidad, ellos pueden hacer toda la diferencia. Un niño puede aprender en la escuela porque obtuvo la atención dental para su dolor de muela. Una madre puede volver a su familia y a su trabajo porque una mamografía encontró su cáncer de mama temprano, cuando puede ser tratada. Y las personas jubiladas finalmente pueden obtener la ayuda que necesitan para controlar su diabetes.

Desde que se aprobó la ley de la reforma de salud, gran parte de la atención se ha centrado en las reformas del mercado de seguros. Pero estos esfuerzos de llevar más centros de salud, médicos y enfermeras a las zonas más necesitadas son igual de importantes. Aquí en Los Ángeles y todo el país, estos esfuerzos ya están dando sus frutos.