Niñas con depresión tras escándalo en Miramonte

Tres niñas de la Escuela Miramonte que supuestamente fueron víctimas de su maestro Mark Berndt, sufren de depresión, ansiedad, se sienten humilladas y avergonzadas, revela la demanda civil presentada esta semana ante la Corte del Condado de Los Ángeles.
Niñas con depresión tras escándalo en Miramonte
Los estudiantes de la escuela Miramonte tienen a dos adultos en la clase y ayuda emocional cuando lo requieran.
Foto: Ciro Cesar / La Opinion

Tres niñas de la Escuela Miramonte que supuestamente fueron víctimas de su maestro Mark Berndt, sufren de depresión, ansiedad, se sienten humilladas y avergonzadas, revela la demanda civil presentada esta semana ante la Corte del Condado de Los Ángeles.

Los padres también están siendo afectados físicamente y de forma emocional. Muchos lloran constantemente, mientras otros se culpan así mismo de lo sucedido, comentaron los abogados de los menores.

“Estas pequeñas sufrirán de daños emocionales posiblemente por el resto de sus vidas”, dijo el abogado Gregory Owen, quien está exigiéndole al Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) que cubra los gastos médicos y mentales de las niñas y sus familias.

Pía Escudero, directora de Servicios de Salud Mental del LAUSD, informó que en las últimas dos semanas este departamento ha estado atendiendo a las víctimas y sus familias que han colaborado con las investigaciones y que pedido ayuda al Departamento del Sheriff de Los Ángeles.

“Las familias afectadas que han pedido servicios se les ha atendido. Los padres que por su cuenta han llegado a pedir servicios también se les ha atendido”, aseveró Escudero.

Hay dos grupos de familias afectadas, quienes han acudido al Sheriff y han aceptado colaborar con las investigaciones policiales y quienes se han quedado callados por temor a ser deportados. Después de múltiples entrevistas La Opinión pudo constatar que ambos grupos presentan síntomas de nerviosismo, llanto, confusión y tienen muchas preguntas sobre lo que sucedió y cómo abordarlo.

La Dr. Ginger Clark, experta en terapia familiar y catedrática de la Universidad del Sur de California (USC), explicó que con frecuencia los menores abusados se sienten culpables porque no comprenden que el adulto que abusó de su confianza, tiene la responsabilidad completa de lo sucedido.

“Estos sentimientos de culpabilidad pueden empeorar si los padres de familia no saben cómo hablar con sus hijos o si los niños sienten que el papá o la mamá los culpan cuando les hacen preguntas incriminatorias como ¿por qué no me dijiste antes?”, dijo la Dra. Clark.

Para ayudar a las pequeñas afectadas, Clark considera que se debe educar a todo el barrio que rodea la escuela, ya que los niños pueden ser revictimizados por sus compañeros de clase o por comentarios de algún adulto.

“Superar esta situación requerirá que la comunidad entera le atribuya la culpa a la persona culpable de violar la confianza. También requiere crear un ambiente de amor y entendimiento hacia todos los pequeños”, dijo la experta.

Por su parte, el LAUSD ha asignado a un consejo para cada clase desde el pasado jueves.

Los estudiantes de la Escuela Miramonte tienen a dos adultos en la clase y ayuda emocional cuando lo requieran, aseveró Escudero.

“Hay síntomas que pueden llegar después como por ejemplo pesadillas, que les cuesta dormir… hay muchos (estudiantes) que van a evitar comer galletas o tomarse fotos para evitar recordar esos momentos. En estos casos hay que buscar ayuda para que regresen a la normalidad”, acotó Escudero.

El LAUSD tiene consejeros a disposición de las familias. Para consultas visite la oficina administrativa de la escuela para más información.

Berndt está detenido acusado de actos lascivos y brutalidad en contra de por lo menos 23 menores de edad. Él fue arrestado el pasado 30 de enero.