Proyecto ayudará a jóvenes vagabundos

El malecón de Venice Beach se ha convertido en el "hogar" de unos 200 jóvenes vagabundos que cada fin de semana pasan allí la noche. Pero con la entrada en vigor de una ordenanza municipal que impone un toque de queda en la zona, los "homeless" están siendo orillados hacia las calles de la ciudad.
Proyecto ayudará a jóvenes vagabundos
La fundadora de Teen Project, Lauri Burns (cortando la cinta), dice que esperan atender a unos 80 jóvenes al día.
Foto: Ciro Cesar / La Opinion

El malecón de Venice Beach se ha convertido en el “hogar” de unos 200 jóvenes vagabundos que cada fin de semana pasan allí la noche. Pero con la entrada en vigor de una ordenanza municipal que impone un toque de queda en la zona, los “homeless” están siendo orillados hacia las calles de la ciudad.

Jordan Jovanovich, de 21 años de edad, es una de esos cientos de jóvenes desamparados. Hace apenas una semana ella solía dormir en el malecón de Venice Beach. Llegó a California tres meses atrás procedente de Mineápolis.

Pero desde hace tres años es “homeless”, cuando a los 18 años de edad prácticamente la botaron de la casa de crianza donde vivía en Minnesota.

“Allá no puedes dormir en la calle; decidí venirme para acá, era un lugar al que quería venir desde que tenía 10 años”, comentó Jordan. “Es muy difícil vivir en las calles, muy peligroso, hay muchas drogas, alcohol y violencia a la que estás expuesto”.

Gracias a Teen Project, Jordan fue rescatada hace una semana de las calles y ahora cuenta con un techo en el refugio de esa organización en el condado de Orange.

Teen Project tiene la misión de ofrecer a los jóvenes y adolescentes, que están fuera del sistema “Foster Care”, los recursos y el apoyo que requieren para recomponer sus vidas.

Por eso ayer se inauguró lo que será el centro de atención a jóvenes vagabundos que deambulan por Venice Beach, un lugar donde pueden obtener orientación y terapia, además de acceso a computadoras y teléfonos para comunicarse con sus familias.

La fundadora de Teen Project, Lauri Burns, estimó que esperan atender a unos 80 jóvenes al día, quienes serán referidos a alguno de los cientos de refugios para adolescentes que tienen establecidos por todo el país.

Burns, quien a los 16 años fue “homeless” y tres años después se convirtió en prostituta, ahora es una exitosa ejecutiva de Los Ángeles que entiende muy bien la problemática del desamparo juvenil y es madre de crianza de 30 adolescentes.

“Nuestra misión es que estos jóvenes puedan tener un hogar”, comentó Burns al inaugurar el nuevo centro de atención juvenil ubicado en el 76 de la calle Market, casi esquina con avenida Pacific, en Venice.

En esa zona de Venice, dijo Burns, operan cinco pandillas que ponen más en riesgo a los jóvenes vagabundos.

“Esto es lo que exactamente necesitamos”, dijo la joven Jordan al estar presente en la inauguración, “Un lugar donde encontrar los diferentes recursos que ocupamos”.

El lugar cuenta con cocina, sala con televisor, área de cómputo, baño y comedor.

Como diseñadora de interiores, Vanessa De Vargas colaboró en la creación del centro de atención juvenil de Teen Project porque considera que los jóvenes no están recibiendo la ayuda necesaria.

Teen Project se enfoca en jóvenes de 17 a 24 años de edad.