Hollywood cumple su 125 aniversario

La pequeña comunidad agrícola que floreció a finales del Siglo XIX ahora está cubierta de estrellas y es uno de los destinos turísticos más famosos del mundo. El vecindario de Hollywood, que la semana pasada cumplió 125 años, ha sido todo menos un lugar estático.
Hollywood cumple su 125 aniversario
La ciudad de Hollywood se encuentra en pleno proceso de revitalización y se ha consolidado como una de las comunidades más diversas.
Foto: AP

La pequeña comunidad agrícola que floreció a finales del Siglo XIX ahora está cubierta de estrellas y es uno de los destinos turísticos más famosos del mundo. El vecindario de Hollywood, que la semana pasada cumplió 125 años, ha sido todo menos un lugar estático.

Después de un largo período de decadencia, que sufrió por la partida de estudios cinematográficos, televisoras, estaciones de radio y celebridades, y por la amenaza de demolición de muchos lugares de interés, hoy el popular barrio se encuentra en pleno proceso de revitalización. Además, se ha consolidado como una de las comunidades más diversas y activas de la ciudad.

Y sus negocios, sostenidos por la industria turística, intentan salir del bache de la crisis económica, confiados en que la estrella de Hollywood volverá a brillar en el firmamento en poco tiempo.

“Lo lindo de Hollywood es que todo el mundo está ahí; gente de Irlanda, de Japón y mucha de México. Han contribuído a lo largo de los años en su desarrollo, en todas las facetas de esa comunidad, como la música, el entretenimiento y el comercio”, dice el concejal Tom LaBonge, quien representa parte del vecindario en el Ayuntamiento de Los Ángeles.

Ningún otro sitio de la ciudad tiene su estilo, una mezcla del glamour de las alfombras rojas de los estrenos de películas y entregas de premios.

“¿Este es el bulevar de Las Estrellas?”, pregunta el payaso “Papelito”, que desde hace diez años vende figuras de globos en el Paseo de la Fama.

Hace poco las imágenes de un hombre que disparaba a los vehículos en la transitada esquina del bulevar Sunset y la calle Vine, dieron la vuelta al mundo. Los crímenes violentos, no obstante, han disminuído considerablemente en los últimos años, reporta la policía local.

La población de Hollywood también está experimentando un cambio. La Oficina del Censo expone que ahí viven 27,600 latinos, casi 5,000 menos que en el año 2000, conformando el 39% de sus habitantes. Mientras llegaron casi 6,000 anglosajones al barrio, quienes son ahora el 46% de los residentes. También aumentaron, aunque en menor cantidad, los afroamericanos y asiáticos.

“La diversidad de Hollywood es parte de lo que hace al vecindario tan dinámico y su comunidad latina es una parte integral de eso ahora, y espero que continúe siéndolo durante los próximos 125 años”, señala el concejal Eric Garcetti, otro representante del barrio en el Cabildo.

En pocos días el Concejo de Los Ángeles discutirá un Plan Comunitario que permitiría la construcción de edificios de 50 pisos o más en algunas áreas, para integrar lo que llaman el “Corredor Hollywood”.

Sus detractores afirman que los rascacielos llevarían a la zona más congestionamiento vehicular, aglomeración de personas, inseguridad, contaminación y muchos otros problemas.

Si se aprueba la propuesta, el futuro Hollywood, que intenta imitar el diseño de la ciudad de Nueva York, se establecería en 25 millas cuadradas, un área en la que viven 228,000 personas y donde también se encuentran oficinas de producción, escenarios de filmación y atracciones turísticas.

Mientras se concreta la metamorfosis, John Peterson, uno de los empleados más conocidos del barrio, sigue dedicado a limpiar cada una de las estrellas del Paseo de la Famas. “Para mí Hollywood representa trabajo, porque me permite ganar un poco de dinero. Recibo propinas de los negocios y de los turistas que me preguntan dónde se encuentran las estrellas de sus artistas favoritos”, dice.

Peterson no tiene una pierna. Su trabajo lo desempeña avanzando de rodillas por la acera, puliendo a mano cada una de las placas entregadas a las personalidades del mundo del espectáculo. Pero ahí no está la estrella que más le gusta. “Mi estrella favorita es la de David”, dice.