Las flores están por las nubes

El Día de San Valentín será más costoso este año, dicen floristas
Las  flores están por las nubes
Tania Cárdenas, de 'Rosalie Flowers', arregla un bouquet de flores para San Valentín.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

Recibir flores el día de San Valentín es todo un privilegio. Una rosa en esta temporada eleva su valor no sólo sentimental sino también su costo.

“Todavía se pueden encontrar precios accesibles, pero el lunes y el martes cambian, es más caro”, explica Lucía Enriquez, propietaria de Casa Blanca Flower Shop, un local ubicado en la esquina de la calle 8 y San Julián, en pleno Distrito de las Flores en el centro de Los Ángeles.

Su comentario coincide con el de otros dueños de locales, quienes aseguran que este año aumentó el precio de las flores y por consiguiente ellos tienen que vender más caro.

Un ramo de seis rosas rojas se encuentra por 10 dólares. Los arreglos florales se encuentran de 35 hasta 70 dólares dependiendo del diseño y el tipo de flor. Pero eso es sólo hasta hoy, domingo. El lunes y martes aumentarán un 10 o 15%.

California cuenta con el 75% de los productores de flores que hay en todo el país, de acuerdo con la Comisión de Cortadores de Flores en California (CCFC) .

El bullucio de los clientes comenzó ayer muy temprano en ese distrito. A las nueve de la mañana ya había tráfico, calles intransitables y flores por doquiera. Pero a pesar de eso, Julie R. de la tienda Rosalie Flower, dice que las ventas están lentas. “Esperamos que esto se ponga y que el lunes y el martes [Día del amor y la amistad], esto cambie”, comenta Julie R.

La gente busca el mejor precio y para encontrarlo tiene que hacer un largo recorrido.

De acuerdo con la asociación California Flower Mall, el negocio de las flores ha crecido. El Distrito de las Flores está formado por seis bloques en donde hay 225 negocios.

El olor de las rosas, los claveles, los nardos perfuman el ambiente. A unos días de San Valentín, los vendedores en pequeño surten sus negocios y la gente común, quiere comprar las flores frescas, bien cuidadas, durables y menos costosas.

“Este ramo en otro lado me costaría 60 dólares”, dice Elizabeth Fernández, quien compró un ramo de 24 rosas rojas. “Aquí lo compré a mitad de precio y seguro que seguirán igual de hermosas para el martes”.

Según CCFC en un estudio que realizó en 2006, se estima que en California se venden 173 millones de rosas al año. Y aunque los vendedores no dan datos precisos, en San Valentín y el Día de las Madres son las fechas en que más rosas se venden.

En la temporada de San Valentín se venden 403 millones de flores en todo el país.

El 60% de las rosas que se venden en Estados Unidos son producidas en California. El resto llegan de países como México, Perú, Colombia –de donde llega una gran mayoría–, Holanda, por citar algunos.

Sin embargo aunque pareciera que los vendedores tienen asegurada su venta, la realidad es otra.

Una vendedora de uno de los locales de la calle 8, que no quiso dar su nombre, dijo que hay preocupación en algunos de los dueños por “sacar” toda la mercancía que compraron para esta temporada.

“Están nerviocios [los dueños], porque el 12 [de diciembre día de la Virgen de Guadalupe] no se vendió bien y representó pérdidas”, explica la empleada. “En esa fecha las ventas eran muy buenas”.

Sin duda alguna, las flores que se venden en ese distrito son las más frescas que puede encontrar. Ahí es donde se distribuye a otros negocios y adonde llegan las que se producen en el extranjero.

Aunque el precio se eleve en estas fechas, a la gente le gusta regalar rosas rojas.

“Es la clásica de cupido”, comenta Rogelio Medrano, residente del Valle de San Fernando. “Desde hoy comienzo a celebrar con este ramo y ya ese día le doy a mi esposa cualquier otro detallito”.

Enriquez, que tiene 8 años al frente de su negocio, dice que para esta fecha abasteció su local con 20 mil flores.

Hoy y mañana en el Distrito de las Flores nadie dormirá. Algunos negocios permanecerán abiertos las 24 horas para que sus clientes hagan sus compras.

“A la gente le gusta venir de noche por varias razones: no pagan estacionamiento, no hay tráfico y compran sin prisas, porque vienen a la hora que pueden”.