Lloran muerte de niño en L.A.

Cae del tercer piso de su escuela en lo que aparenta ser un suicidio

Un altar de velas, flores y notas escritas a mano se alzó en el lugar donde cayó el cuerpo de un niño de 15 años, que presuntamente se lanzó desde el tercer piso de su escuela causando su muerte. Las autoridades dijeron que se trataría de un suicidio.

El estudiante de 10mo. grado habría saltado de la cornisa del edificio en el Crescenta Valley High School la tarde del viernes, según dijo el sargento John Corina del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles.

Fue identificado por la Oficina del forense del condado como Drew Ferraro de La Crescenta, un suburbio de Los Ángeles.

Ferraro estaba solo cuando cayó en un área central en el campus donde dos edificios están conectados por pasarelas elevadas, dijo Richard Sheehan, superintendente del Distrito Escolar Unificado de Glendale.

Estudiantes angustiados trataban de comprender la tragedia.

La estudiante Meghan Dorosy dijo que cuando vio sangre en el piso entró en shock.

“Empecé a temblar fuerte y me sentía enferma del estómago, así que me alejé y entonces llamé a mis padres y me puse a llorar”, dijo.

Funcionarios del distrito escolar dijeron que no hubo ningún indicio de que el niño hubiera sido víctima de intimidación, pero Dorosy dijo que no era el caso.

“Él definitivamente fue intimidado y por eso él no quería ir a la escuela, y sé cómo se siente porque yo también estaba intimidada y no quería ir a la escuela”, Dorosy dijo a una estación local de televisión.

Las autoridades no saben aun el motivo que tuvo el niño para lanzarse. “Estoy seguro de que cuando esté todo dicho y hecho, todavía no vamos a tener todas las respuestas”, dijo Sheehan. El distrito escolar publicó un comunicado en la Web expresando sus condolencias a la familia.

“Nuestros pensamientos están con la familia en este momento muy difícil. Nuestra primera preocupación es el bienestar de todos nuestros estudiantes”, dijo Sheehan en la declaración. “Junto con el apoyo de nuestra comunidad, ayudaremos nuestros estudiantes que están pasando por esto”.

El muchacho saltó al comienzo del período de almuerzo en la escuela de 2,950 alumnos, dijo Sheehan.

Michael Kim, un alumno de noveno grado, dijo que “escuchó un golpe seco” cuando salía de su aula en el tercer piso para ir a almorzar.