Controversia por tiroteo entre agentes del ICE

Una persona familiarizada con el caso aseguró que una falta disciplinaria habría ocasionado el altercado.

Controversia por tiroteo entre agentes del ICE
Foto: Ciro César / La Opinión

LONG BEACH, California (AP) – El tiroteo en un edificio federal del sur de California de un oficial de alto rango de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su siglas en inglés) se trató de un asunto disciplinario no especificado, aseguró a AP una persona familiarizada con el caso.

Las autoridades no han difundido el motivo que generó un tiroteo este jueves en el Glenn M. Anderson Federal Building en Long Beach, pero al parecer se trató de una disputa entre el pistolero y el hombre herido, dijo la persona que pidió anonimato porque la investigación está en curso.

Por su parte, el director del ICE en Long Beach, Claude Arnold, calificó de incomprensible el tiroteo entre los tres supervisores de su agencia.

“En momentos como éste, las palabras resultan inadecuadas, es incomprensible”, dijo el jefe regional del ICE, brazo investigativo del Departamento de Seguridad Interna (HSD).

Un oficial también dijo a la AP que la persona herida es un funcionario del ICE de alto nivel y el agente que fue asesinado era un subordinado que no reportaba directamente al hombre que disparó. El funcionario también pidió no ser identificado debido a la falta de autorización para dar detalles de la versión.

Un tercer agente intervino y mató al hombre armado para evitar más disparos a la víctima, dijo el FBI.

El atacante murió en el lugar y el agente herido fue hospitalizado en el St. Mary Medical Center.

El director de trauma del Hospital de St. Mary, James Murray, dijo a KCAL-TV que el agente tenía múltiples heridas de bala, pero no dio más detalles. Sus signos vitales eran “buenos por ahora”, aseveró.

Los nombres de los pistolero muerto, la víctima y el agente que disparó las rondas finales no fueron revelados.

El tiroteo ocurrió justo antes de las 6 pm del jueves en el séptimo piso del Glenn M. Anderson Federal Building en Long Beach, a unos 20 kilómetros al sur del centro de Los Ángeles.

Steven Martínez, agendel FBI, describió el hecho como un caso de “violencia en el trabajo que involucra a dos agentes federales en sus oficinas”. No ofreció otros detalles sobre lo que ocasioó el tiroteo inicial.