Carnavales invaden a Latinoamérica

Varios países latinoamericanos empezaron desde el pasado viernes los carnavales que festejan millones de personas.
Carnavales invaden a Latinoamérica
Integrantes de la escuela de samba del Grupo Especial Rosas desfilan durante la celebración del carnaval, en el sambódromo de Anhembí, en Sao Paulo.
Foto: Sebastião Moreira / EFE

Río de Janeiro/Servicios noticiosos- Varios países latinoamericanos empezaron desde el pasado viernes los carnavales que festejan millones de personas.

El tradicional acto de entrega de llaves de la ciudad al Rey Momo dio inicio oficialmente al carnaval de Río de Janeiro, que renovó los escenarios de su famosa fiesta para poder atraer más turistas.

Brasil se entregó al desenfreno del carnaval y sus multitudinarias y alocadas fiestas callejeras con millones de personas que desbordaron ciudades como Río de Janeiro, Salvador y Recife.

Río de Janeiro es hoy el epicentro del carnaval brasileño con una programación intensiva de 82 comparsas y bandas callejeras que caldean la fiesta las 24 horas del día, mientras las escuelas de samba calientan motores para sus espectaculares desfiles de mañana y el lunes.

La comparsa más multitudinaria, el Cordão da Bola Preta, congregó a cerca de 2,2 millones de personas, según la Policía Militarizada, en la avenida Río Branco y las calles adyacentes en el corazón financiero de Río, donde prácticamente era imposible transitar.

También el viernes a bordo de su carroza ‘Templo coyongo’, Baltasar Sosa, el rey Momo 2012, presidió el desfile en su honor por la calle 17 en la ciudadde Barranquilla, en Colombia.

Con el desfile de la Batalla de Flores, evento principal, en la Via, ayer sábado arrancó oficialmente del Carnaval, para darle paso a los cuatro días de fiesta.

La reina Andrea Jaramillo desfiló a bordo de la carroza Malkia Tambó.

Y la Fundación Carnaval de Barranquilla, con el objetivo de destacar el colorido y la majestuosidad de la Batalla de Flores de la Calle 17, ha organizado una apertura dirigida por el coreógrafo Iván Cisneros. Este espectáculo en movimiento, ‘La Fiesta del Caribe’, rinde tributo a las danzas tradicionales.

El carnaval barranquillero, el segundo en América Latina termina el martes con el entierro del personaje conocido como “Joselito Carnaval” que simboliza la alegría, el festín, el jolgorio y el desorden de esta celebración del Dios Momo. Luego de 4 días de intensa rumba fallece y su cuerpo es llorado y sepultado simbólicamente por las viudas alegres que compartieron con el sus días de fiesta.

El entierro de Joselito es el último espectáculo. Este espectáculo es recreado año tras año en distintos sectores de la ciudad, con hombres y mujeres disfrazados de viudas y un Joselito borracho despidiendo los carnavales que se acaban.

Se calcula que más de medio millón de personas, incluyendo turistas extranjeros, asistirán a las tradicionales fiestas.

Mientras tanto, el Carnaval de Oruro, el más famoso de Bolivia, volvió ayer a ser el escaparate en el que decenas de miles de danzarines lucieron la riqueza y el esplendor del folclore de ese país, que estará de fiesta durante cuatro días.

Casi medio centenar de grupos de danzantes comenzaron a recorrer desde la madrugada las calles de la ciudad andina de Oruro, situada a 3.700 metros de altitud.

El desfile de danzas folclóricas fue precedido por ceremonias dedicadas a la Virgen del Socavón, patrona de los mineros, y los festejos se prolongarán hasta las primeras horas del domingo.

Se calcula que unas 300,000 personas, 50,000 de ellas extranjeros, arribaron a Oruro para presenciar el desfile, que reportará unos siete millones de dólares en ingresos a esa región, explicó al canal estatal el ministro de Culturas, Pablo Groux.

Las bandas de música que acompañan a las fraternidades ofrecen un espectáculo aparte, con coordinadas y elaboradas coreografías mientras interpretan bombos, trombones, trompetas y platillos, entre otros instrumentos.

El presidente Evo Morales, que asistió al desfile, recordó que antes de ser dirigente sindical, fue miembro de la Banda Imperial de Oruro, una de las más célebres del país.

Finalmente, el Gobierno venezolano informó ayer que al inicio de las fiestas de carnaval se han movilizado 10 de los 18 millones de turistas que calculó viajarán por el país hasta el miércoles de la próxima semana.

El vicepresidente de la República, Elías Jaua, manifestó a los periodistas que esperaba que todas esas personas movilizadas, que equivalen a más de la mitad de la población nacional de 30 millones, puedan “divertirse y regresar a construir la patria bonita”.

Jaua dirigió uno de los operativos del Plan Nacional de Protección para la Prevención y Atención para períodos festivos que en esta ocasión ha movilizado a 191,558 uniformados de diferentes cuerpos de seguridad.

?>