Ganan batalla los jornaleros para regresar a la calle

Una larga batalla legal llegó ayer a su fin cuando la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos rechazó una apelación en una demanda que prohibía a los jornaleros a reunirse en las aceras de las calles para buscar trabajo.

Ganan batalla los jornaleros para regresar a la calle
Jornaleros recibieron la noticia del fallo del Tribunal Supremo en su reunión nacional en el centro de Los Ángeles.
Foto: Ciro César / La Opinión

Una larga batalla legal llegó ayer a su fin cuando la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos rechazó una apelación en una demanda que prohibía a los jornaleros a reunirse en las aceras de las calles para buscar trabajo.

Los triunfadores fueron los jornaleros porque el fallo judicial avaló el derecho de los trabajadores de las esquinas.

Hace siete años organizaciones defensoras de los jornaleros interpusieron una demanda para rebatir una ordenanza municipal de la ciudad de Redondo Beach (unas 20 millas al suroeste del centro de Los Ángeles), la cual prohibía que personas se aglomeraran en la calle para pedir trabajo.

Con base en esa ordenanza, la Policía de Redondo Beach solía hacer múltiples arrestos de jornaleros, acusados de “vagabundear”.

Pero tras una larga lucha legal, encabezada por la Red Nacional de Jornaleros (NDLON) y el Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal y Educación (MALDEF), en septiembre del año pasado la Corte de Apelaciones del Noveno Distrito le dio la razón a los jornaleros conforme al derecho de libertad de expresión señalado en la Primera Enmienda.

Abogados de la ciudad de Redondo Beach apelaron esa decisión insistiendo que los jornaleros interferían con el tráfico y los peatones, pero la Suprema Corte consideró insuficientes los argumentos y vaga la ordenanza, por lo que decidió poner punto final al alegato.

“La decisión de la Suprema Corte significa que no hay ningún gobierno municipal en el país que pueda decirle a un jornalero que no puede pararse en una esquina para buscar trabajo”, celebró Pablo Alvarado, coordinador de NDLON.

“Es un derecho constitucional que hemos ganado”, recalcó ayer al celebrarse el segundo día de la Asamblea Nacional de Jornaleros que se lleva a cabo en Los Ángeles y en la que participan unos 200 líderes de todo 14 estados del país.

Sin embargo, dijo que esa victoria es gracias a la organización de los trabajadores de las esquinas, la cual contemplan fortalecer cuando el jueves concluya la cumbre de jornaleros gracias al respaldo que han recibido de la AFL-CIO.

“La estrategia para desmantelar estas ordenanzas comenzó en la década de 1990, cuando interpusimos una demanda estatal en contra de la ciudad de Agoura Hills, que fue el primer esfuerzo de litigar en contra de estas ordenanzas”, señaló Alvarado.

Este es un ejemplo de lo que se puede hacer como trabajadores organizados, consideró.

“Porque no hay victoria que no se haya logrado a través de una lucha”, agregó. “No sólo los jornaleros organizados han ganado con esto, porque con esta economía no se sabe quién va a teminar en la calle pidiendo trabajo”.

A través de un comunicado, el presidente de MALDEF, Thomas Sáenz, dijo que el fallo judicial de declarar inconstitucional la ordenanza de Redondo Beach es una victoria singular de la Primera Enmienda y su protección a la libertad de expresión de todas las personas.

“Las docenas de ciudades en el oeste de los Estados Unidos con leyes marcadamente en contra de los jornaleros deberán actuar inmediatamente para revocarlas”, apuntó Sáenz.

Richard Trumka, presidente de la AFL-CIO, la central sindical más grande del país; participó ayer como orador en el asamblea donde ratificó que estarán impulsando la organización de los jornaleros como lo han hecho con las trabajadoras domésticas y los lavadores de autos.

Es a través de esa estructura laboral, dijo Trumka, como se pueden lograr victorias como la obtenida con la demanda en contra de Redondo Beach.

“Vamos a asegurar que los trabajadores estén bien organizados y a luchar por una reforma migratoria, porque las políticas migratorias son políticas laborales, que los jornaleros sean recompensados por su trabajo y contribuciones, y vamos a hacerlo estando organizados, como lo hemos hecho con otros grupos”, mencionó en entrevista para La Opinión.

El líder sindical habló de trabajar en conjunto con organizaciones como NDLON para asegurar el sueldo prometido e incluir a los trabajadores aislados a una estructura de defensa.

“Como presidente de la AFL-CIO estoy con ustedes para combatir la aplicación de iniciativas antiinmigrantes a nivel local y estatal; son una amenaza a los derechos de todos los trabajadores”, dijo Trumka durante su discurso. “Nos oponemos a cualquier programa migratorio de carácter represivo, como el de Comunidades Seguras. Necesitamos un programa para la legalización. Y les doy mi palabra que vamos a continuar en la lucha para lograrlo”.

En lo que fue el segundo día de la Asamblea Nacional de Jornaleros también estuvo como orador el comentarista de televisión Tavis Smiley, quien lamentó que la clase media se esté empobreciendo y que cada vez el sueño americano está más lejos.

“George Carlin solía decir: La razón por la que le llaman ‘el sueño americano’ es porque tienes que estar dormido para creerlo”, citó Smiley al desaparecido comediante.

“Pero yo les aplaudo a ustedes”, mencionó, “porque a pesar de ello ustedes me recuerdan que hay dignidad en todos los trabajos y debido a que cada vez más y más estadounidenses están pasando a ser pobres, ahora ellos están experimentando lo que ustedes han experimentado por años”.