Giraldo en 3 y 2: Fiascos de esos que nadie puede olvidar

NADA QUE VER CON PUJOLS: Es inevitable que en el arranque de la temporada se hable de lo que serán los Angels con Albert Pujols. Algo así como 254 millones de ilusiones rotas, si es que Pujols no llena la expectativas. Casos se han visto, pero con absoluta certeza, no creo que exista alguna posibilidad de que el rudo toletero dominicano vaya a fallar. Sin embargo, mire estas muestras de catálogo.

AJ BURNETT: Le costó mucho a Yanquis convencer a los Marlins para que cedieran hace cuatro años a Burnett, a quien firmaron por 82 millones por cinco años como segundo a bordo detrás de CC Sabathia en la rotación.

En el Bronx dejó un récord de pena (34-35) con una efectividad superior a 4.87, y serán los hermanos Streinbrenner los encargados de pagarle lo que queda de contrato después de que finalmente ayer lo enviaron a los Piratas.

JASON SCHMIDT: Este hombre era un excelente lanzador en los Gigantes, y como pasa tantas veces, el equipo enemigo, en este caso Dodgers, hicieron la maldad de convencer al mejor de los de la bahía y ponerlo al frente de todo en la colina azul. Fue un desastre.

El contrato le otorgó 47 millones por tres años, y el pobre Schmidt cobró su dinero sin hacer su trabajo en lo más mínimo porque se la pasó lesionado. Baste decir que Schmidt ganó dos juegos y perdió tres en dos años con Dodgers. Claramente un caso de mala suerte porque Schmidt dejó un total de 130-96 con 3.87 de ERA, y ésos son números respetables para quien dejó el beisbol a los 27 años.

BARRY ZITO: Oakland y San Francisco casi incendian la bahía cuando los Gigantes ofrecieron una suma de escándalo para llevarse al zurdo Barry Zito como compañero de Barry Bonds. Fueron 127 millones por siete años, y al genial zurdo se le olvido lanzar. Exactamente eso. Antes de firmar ese contrato tenía marca de (102- 63) con Atléticos en siete años. Y en cinco años cumplidos con Gigantes colecciona (53- 61). Su nivel ha sido tan bajo que en la Serie Mundial de 2010 Bruce Bochy, mánager de los Gigantes, lo dejó fuera del roster que ganó el título. Zito tiene dos años más de contrato y 33 años de eda, pero con ese salario nadie lo querrá, así que se lo aguantan en San Francisco.

MIKE HAMPTON: Otro zurdo y otro lío. Esta vez las víctimas fueron los dueños de los Rockies de Colorado, que le dieron 121 millones por ocho años.

Todavía lo recuerdan y eso que sólo estuvo allí en la zona de Denver por dos años, en los que les dio (21-28) porque lo cedieron rapidamente a Atlanta, donde algo recordó de lo bueno que había sido. Se retiró del beisbol en 2010 a los 38 años. Para la gente de los Rockies es el peor negocio de su historia.

RECUERDE QUE…: Los cuatro nombres considerados son lanzadores que cobran más y se lesionan más.

GRAFITTI: “En los Dodgers le pagaron a Jason Schmidt 30.5 millones por cinco victorias en dos años”.

Luego la seguimos.