La Suprema revisará temas de minorías

El período de sesiones promete ser uno de los más polémicos en año electoral
Sigue a La Opinión en Facebook
La Suprema revisará temas de minorías
La Corte Suprema de Estados Unidos.
Foto: Foto: Archivo

Este período de sesiones de la Corte Suprema promete ser uno de los más polémicos, en un año por naturaleza complicado, con las elecciones presidenciales. El tribunal anunció ayer, que examinará un caso de acción afirmativa en educación universitaria.

Este proceso se define como una política que da un trato preferencial a un grupo que históricamente haya sufrido discriminación, en general en este categoría se incluyen diversos tipos de minorías raciales.

El tribunal decidió revisar el caso “Fisher versus University of Texas“, donde se cuestiona la validez de un programa de acción afirmativa en las admisiones de todos los estudiantes.

La demanda contra la Universidad de Texas fue presentada por Abigail Fisher, quien alegó que el centro de estudios le negó la admisión por ser blanca. La joven enfatizó que se violaron sus derechos constitucionales, ya que se consideraron a otros estudiantes menos capacitados, pero de grupos minoritarios.

“Mi familia y yo estamos agradecidos de que la Corte Suprema haya accedido a escuchar mi caso. Espero que el tribunal decida que todos los futuros estudiantes de la Universidad de Texas, puedan competir en la admisión, sin que su raza o etnia sea un factor a considerar”, dijo Fisher en una declaración.

La Universidad de Texas adoptó este programa en 2003, tras la decisión de la Corte Suprema “Grutter versus Bollinger” donde se determinó que la Escuela de Leyes de la Universidad de Michigan, podría usar la raza como uno de los factores para alcanzar diversidad racial en la institución.

Texas tiene un sistema único, donde primero se selecciona a quienes estén en el 10% de los mejores alumnos de las secundarias del estado. Luego en el grupo restante de postulantes, se considera la raza, además de factores como servicio comunitario y calificaciones, para determinar el ingreso.

El caso Fisher tiene el potencial de convertirse en un hito importante sobre acción afirmativa, especialmente si la corte usa el caso para reconsiderar el fallo de 2003″, explicó el experto Corte Suprema, Lyle Denniston.

Organizaciones a favor y en contra reaccionaron a la decisión del tribunal, dejando claras sus expectativas sobre el caso. “El hecho de que la nación todavía esté debatiendo sobre la necesidad de tener acción afirmativa, nos dice que no ha funcionado”, aseguró Shelby Emmett, vocera de Project 21, una iniciativa de National Center for Public Policy Research.

“Esperamos que la corte reafirme que los beneficios educacionales de la diversidad son parte de los intereses apremiantes de la universidades”, comentó John Payton, presidente del Fondo de Defensa Legal de NAACP.

Se espera que la Corte Suprema debata el caso en octubre próximo. Sólo 8 jueces participarán, ya que Elena Kagan se abstuvo, debido a su cargo anterior en el gobierno. La Administración ha reforzado públicamente la necesidad de mantener la acción afirmativa en el país.

En el caso de que los jueces se dividan en una fórmula de 4-4, se mantendrá la decisión de cortes menores, lo que rechazaría el alegato de Fisher.