Lakers, apenitas

Sufren para ganar a Dallas y ligan segundo triunfo al hilo

Lakers, apenitas
Kobe Bryant (24) disputa el balón con Shawn Marion, de los Mavericks, en el juego de ayer en el American Airlines Center de Dallas.
Foto: EFE

DALLAS, Texas.-Andrew Bynum anotó 19 puntos y acumuló 14 rebotes para guiar ayer a los Lakers de Los Ángeles a una victoria de 96-91 sobre los Mavericks de Dallas en el American Airlines Center.

Para el cuadro angelino esta fue su segunda victoria consecutiva. Antes de descontar a los Maveriks, el martes los Lakers dieron cuenta del equipo de Portland.

Por la escuadra de Dallas destacó Dirk Nowitzki con 25 puntos y 12 rebotes.

Los Lakers amarraron la victoria en territorio texano al encestar 24 puntos en el último cuarto y contener a la ofensiva de los Mavericks en los momentos finales del encuentro.

Los Ángeles consiguió el triunfo a pesar de su mala actuación en los tiros libres al fallar 16 de 34 posibles.

Jeremy Lin tuvo una noche fácil antes de enfrentar a su adversario más fuerte hasta el momento y los Knicks de Nueva York afinaron motores para su viaje a Miami al derrotar ayer por 99-82 a los Halcones de Atlanta.

Lin tuvo 17 puntos y nueve asistencias para luego permanecer en la banca la mayor parte del cuarto período en un juego inusual en el que los Knicks requirieron poco de la nueva sensación en la NBA.

Carmelo Anthony anotó 15 unidades para los Knicks en su segundo partido de regreso de una lesión y para la mitad del encuentro Nueva York tenía ventaja de 25 puntos sobre unos agotados Halcones.

Nueva York se recuperó así después de una derrota ante Nueva Jersey el lunes y ganó por novena ocasión en 11 encuentros desde que Lin se unió.

En otros resultados, Luke Ridnour anotó cuando sonaba el fin del juego para sellar la recuperación de Minnesota de una desventaja de 18 puntos en el cuarto período para que los Timberwolves vencieran ayer por 100-98 al Jazz de Utah.

Por otra parte, Luis Scola encestó 19 puntos, Kyle Lowry contribuyó con 13 unidades y dos jugadas cruciales de tres puntos para llevar ayer a Houston a una victoria de 93-87 sobre los 76ers de Filadelfia.