Atrapado por la música

El talento de Luis Alvarado comenzó como un pasatiempo
Atrapado por la música
Luis Alvarado es flautista de la Pasadena Young Musicians Orchestra.
Foto: Patricia Prieto / La Opinión

Luis Alvarado comenzó sus clases de flauta en la preparatoria solo para adquirir cultura y para distraerse. Lo mismo hizo hace cinco años cuando comenzó su primer año de formación superior en el Colegio Comunitario de Pasadena en el área de psicología.

Sin embargo, la música clásica se sobrepuso a su deseo de ser un experto en la ciencia del comportamiento humano. Hoy, el joven de padres guatemaltecos estudia música y desde hace dos años es parte de la Pasadena Young Musicians Orchestra.

La orquesta del PCC es una institución que por medio siglo ha ofrecido formación musical a estudiantes de escuelas y colegios del sur de California que poseen talento para tocar algún instrumento.

Los músicos de la PYMO, por lo general, son admitidos en distinguidas escuelas de música del país y se han integrado a orquestas, sinfónicas y filarmónicas de renombre.

“Nunca pensé estudiar música”, dijo Alvarado, residente de Rosemead. “Mis planes eran obtener un título en psicología, pero me capturó el sonido de la flauta, que siempre me ha atraído porque de ella puedes sacar sonidos tristes que te hacen sentir escalofríos o sonidos alegres que te llenan de euforia”.

Con 24 años de edad, Alvarado ya tiene claro que quiere ser un flautista profesional y se ve tocando en una orquesta e impartiendo clases de música en una universidad.

“[Luis] tiene una pasión y un talento natural para interpretar la flauta”, dijo Jo Stoup, conductora y directora musical de PYMO. “Él ingresó hace hace dos años a la orquesta luego de participar en una audición y de haber sido aceptado. [Es] algo muy meritorio para él porque no es fácil ingresar a esta orquesta”.

En la actualidad, en su segundo año con la PYMO, Alvarado es la flauta principal e interpreta también el flautín.

El talento que tiene este joven para ejecutar la flauta podrá apreciarse mañana en el concierto An American Musical Salute, que PYMO ofrece en el Auditorio Sexson del Pasadena City College a las 3:30 p.m. En el recital, el joven debutará como solista con la pieza Poem for Flute and Orchestra, de Charles Griffes.

La composición de este representante de la música impresionista de Estados Unidos no es fácil de interpretar. Por ello, Stoup prestó su flauta al joven músico para que se luzca en lo que mejor sabe hacer: sacarle a la flauta un sonido templado, armonioso y fuerte, tal como lo hace un flautista profesional.

“[Luis] tiene todavía una flauta de estudiante. No tiene los recursos para comprar una flauta profesional, que cuesta entre 5,000 y 8,000 dólares”, explicó Stoup. “Y llamamos a los flautistas retirados, o a cualquier persona que tenga una flauta profesional, a que donen a Luis su instrumento en desuso para que él pueda seguir avanzando en su arte musical y en su sueño de ser un músico profesional”.

La conductora dijo que la donación puede deducirse de impuestos si se hace a nombre de la asociación PYMO, organización sin fines de lucro que depende de una red de voluntarios y donantes.

“Tocar con una flauta profesional es algo muy diferente que cuando uno toca con una de estudiante”, explicó Alvarado. “Es increíble cómo con un instrumento de buena calidad uno puede darle a cada nota el tono y el tiempo preciso… Como que tus dedos y labios se te acomodan con precisión al instrumento y tú puedes sacar el sonido alegre o triste que el compositor quiso transmitir en las notas de su pentagrama”.

Además de Poem for Flute and orchestra, la orquesta tocará American Salute, de Monton Gould; Second Essay for Orchestra, de Samuel Barber y Variations on a Shaker Theme, de Aaron Copland.

El concierto cerrará con la pieza magistral Billy the Kid Orchestra Suite, creada también por Copland.