Breves de Los Ángeles y California

Funcionarios en el Condado de Orange están iniciando una investigación interna después de que se encontró a dos adolescentes acusados de crímenes violentos teniendo sexo en un centro de detención para menores.

El Orange County Register dijoque agentes de libertad condicional están revisando cómo tuvo acceso a la habitación de la muchacha el muchacho de 17 años.

El teniente del sheriff Steven Doan dijo que los funcionarios también están investigando si el sexo era consensual.

La muchacha de 17 años hace frente a cargos por intento de asesinato, robo y otros delitos después de dos robos en enero.

Los documentos judiciales muestran que el joven, que ahora tiene 18 años, se enfrenta a cargos de homicidio y conspiración para cometer un delito relacionado con un tiroteo de una pandilla en 2009.

Los dos estaban alojados en una unidad mixta en el Centro para Menores del Condado Orange.

Una corte federal de apelaciones dice que California puede continuar obligando a las personas arrestadas por delitos graves a presentar muestras de ADN.

El Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de EEUU dijo ayer que el interés de las organizaciones encargadas de la aplicación de la ley en solucionar casos fríos, identificando sospechosos de delitos e incluso absolviendo a las personas acusadas de manera equivocada, compensa cualquier inquietud con respecto a la privacidad provocada por la exigencia de presentar muestras de ADN.

Las muestras de ADN se obtienen pasando un palillo con algodón en un extremo por el lado interno de la mejilla y se guardan en la base de datos de ADN del estado, que contiene más de 1.5 millones de perfileses.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) intentó detener la toma de muestras. ACLU sostenía que eran búsquedas y recolecciones inconstitucionales, ya que algunos de los sospechosos que entregaban muestras de ADN más tarde serían exonerados.

Un entrenador de club de futbol de Los Ángeles se ha declarado no culpable de cinco cargos de delitos sexuales graves que involucran a un muchacho de 15 años.

Los fiscales dicen que Javier Arrioja, de 48 años, fue acusado el miércoles de cuatro cargos por actos lascivos con un menor y un cargo por enviar material dañino.

Los Angeles Times informa que un juez ordenó a Arrioja no estar a solas con menores y permanecer alejado del jugador de 15 años. Se encuentra detenido con una fianza de 100,000 dólares.

Arrioja es entrenador de los “Missioneros”, un club privado de fútbol para muchachos de menos de 17 años.

Los fiscales dicen que los cargos involucran a una víctima que presuntamente fue agredida en cuatro ocasiones entre mayo y noviembre de 2011.