Combate: El billete es lo primero

ELLOS CUIDAN SU NEGOCIO: Es comprensible que de la misma manera que Chávez evade pelear con “Maravilla”Martínez, el zurdo argentino se enoje porque el hijo de JC dice una cosa en público mientras en privado planean otra.

Es comprensible que Pacquiao, a quien nada le queda por probar después de todo lo que ha hecho en los cuadriláteros, elija a sus rivales con la malévola intención de tomar ventajas.

Ellos sólo cuidan su negocio. ¿Por qué va Junior a pelear con Martínez si, aunque no lo va a decir en público, no está listo para cambiar metralla con un enemigo tan duro?

De ahí mismo se desprende que “Maravilla” se enfade y le grite cobarde y otras palabras.

Obvio, él sabe que a sus 37 años una pelea con Chávez Jr le pone en su cuenta bancaria algo arriba de cinco millones de dólares. Y si pactan la revancha? vuelve y juega, otros cinco palos verdes y así él se puede ir tranquilo a vivir a Bariloche o seguir feliz aquí en Ventura.

Lo de Pacquiao es distinto. Le encontró gusto a manejar a sus rivales desde la firma del contrato. No en la paga sino en las condiciones.

El “Pacman” es un privilegiado con un físico que sube y baja y siempre responde, pero sus rivales no pueden hacer lo mismo. Pacquiao lo probó y le quedó gustando.

Puso a Antonio Margarito, un 154 libras natural, huesudo y grandote, a bajar hasta las 147 y lo acabó a trompadas, no sólo por ser mejor boxeador que él, sino porque el “Tornado de Tijuana” no tenía respuestas físicas.

Luego a JM Márquez lo puso a engordar a 144 libras, un peso en el que nunca había peleado el “Dinamita” y también ganó.

¿Y quién dice algo? Nadie, él sólo protege su negocio.

Lo mismo que hace esta vez cuando elige a Tim Bradley, un hombre de 135 y 140 libras que va a dar 147 para retar a “Pacman” ya habituado a este trajín y con ventaja evidente.

Pero Bradley está invicto y eso lo hace atractivo y lo vendemos. Dar ventaja de peso en el boxeo es empezar perdiendo sin subir al tinglado.

Protegen su negocio como lo hace Bob Arum cuando cruza a dos de su establo:. Cotto-Margarito, pase lo que pase, gana de todas maneras.

Y sí, adivinó, poner a “Canelo” contra Mosley, también es cuidar el negocio.

DE VIVA VOZ, lo dijo “Canelo” Álvarez: “Queremos a Mayweather“. No lo dijo una, ni dos, sino tres veces.

El azafranado noqueador jalisciense entra en la órbita de los que le tienen ganas a Floyd, sólo que va a tener que esperar a que el “Money” resuelva su pleito con Cotto y luego saber cuál será su paso por la prisión en Las Vegas.

RECORDANDO A: Ray “Boom Boom” Mancini. Un peleador fantástico en las 135 libras, protagonista de la tragedia en la que el coreano Deuk-Koo Kim perdió su vida.

Fue en el Caesars Palace de Las Vegas el 13 de noviembre de 1982; Kim murió 4 días después y Mancini (29-5 y 23 KO’s) nunca volvió a ser el mismo y dejó el box a los 30 años. Muchos no lo recuerdan… nosotros sí.