Ya no asustan a nadie

Pumas no pueden con Gallos Blancos: se dejan igualar 1-1

Ya no asustan a nadie
Martín Bravo sigue sumido en una sequía de goles y ayer, otra vez, se fue en blanco ante Querétaro. Aquí lo traba Efraín Cortés.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F.- Los Pumas lucharon, anotaron primero y mostraron orden, pero al final se tuvieron que conformar con un empate 1-1, ayer, ante Querétaro en el Estadio Olímpico Universitario.

La igualada sirve poco a los dos equipos, que sólo registran un triunfo en el campeonato.

Juan Carlos Cacho adelantó a los universitarios al minuto 14 al rematar con la cabeza un centro por derecha de Javier Cortés para vencer al portero Liborio Sánchez.

Pero al igual que los auriazules, la mala suerte acompañó a Cacho, quien salió de cambio por Alfonso Nieto tras sufrir una lesión.

La ventaja fue adrenalina pura para los felinos, quienes inmediatamente se fueron al frente para bombardear el arco de Gallos Blancos, pero no encontraron recompensa.

Para el complemento, los pupilos de José Cardozo enmudecieron a la tribuna al 52′ cuando un tiro cruzado de Sergio Ponce igualó 1-1 en un golpe al accionar de los Pumas, que a pesar de continuar luchando ya no mostraron el mismo peligro de la primera parte.

Con el empate, Cardozo optó por guardar el punto y echó atrás a su equipo al sacar el delantero Germán Alemanno e ingresar a Israel López.

Al final, la UNAM se volcó con todo, pero sus intentos fueron infructuosos.

Guillermo Vázquez, técnico de Pumas, reconoció ayer la preocupación que le causa la falta de contundencia de su equipo, pues dijo que pudieron haber ampliado el marcador y vencido a Gallos Blancos.

“Tuvimos oportunidades importantes y se dejaron escapar. Cuando eso se hace nos arriesgamos de más y no se dan los resultados. No es echar la culpa a los delanteros, es que todo aquel que esté en esa área tiene que aprovechar”, señaló.

“Sí [está preocupado], es incómodo que no estemos logrando puntos para avanzar, pero aún tenemos la posibilidad y lo vamos a intentar”.

El paraguayo José Saturnino Cardozo admitió que cuando los resultados no son favorables en un club, se suele cambiar de técnico, aunque dejó en claro que no piensa en “abandonar el barco” pues confía en que sus pupilos pronto se reencontrarán con el triunfo.

“Es lógico, cuando no se gana, el que tiene que dar un paso al costado es el entrenador, pero confío en mis jugadores”, indicó.

Cardozo destacó la valía de haber evitado la derrota en CU pues el punto les permite alejarse de zona del descenso, en la que se han involucrado tras sumar cuatro juegos sin ganar.