Casanova a la conquista

El diseñador puertorriqueño es ahora conocido por crear carteras para damas

Casanova a la conquista
El diseñador boricua hace las carteras a mano.
Foto: José Rivera

NUEVA YORK.— Con su fuerte acento, su espontaneidad y su indiscutible talento, Carlos Casanova logró conquistar a la audiencia del reality de moda Project Runway. Dos años después, haciéndole honor a su apellido, el diseñador puertorriqueño sigue su conquista dentro del competitivo y difícil mundo de la moda.

Después de su salida del show de televisión, el cual en sus propias palabras “le cambió la vida”, Casanova ha diseñado tres colecciones de ropa femenina, ha aparecido en innumerables eventos, ha dado decenas de entrevistas y ha logrado convertirse en una personalidad de la moda en su isla.

Sin embargo, eso no ha sido suficiente, y hace poco descubrió una rama de la moda que le apasiona y para la que tiene muchas habilidades: el diseño de carteras.

“Tengo un par de meses haciendo carteras y la verdad me encanta. Ahora mismo tengo dos líneas, una que es la cartera signature, que es un bolso grande que viene en tres colores, negro, rojo y gris; y los clutch [carteras estilo sobre] que son totalmente únicas”, explicó el boricua que llegó a Nueva York hace sólo dos años y que en poco tiempo ha conseguido hacerse un nombre en la industria.

Asegura que el diseño de carteras se dio de manera accidental, cuando una conocida le pidió que le hiciera una. Esa creación ganó muchos comentarios positivos y se convirtió en el inicio de una nueva etapa en la carrera de Casanova.

El diseñador adorna sus creaciones con plumas, metales, remaches, entre otros materiales que combina de manera elegante y original, lo que les da ese toque “Casanova” que tanto gusta.

“Cuando diseño los clutchs dejo que la piel me comunique lo que quiere que haga con ella, siento que el cuero me habla”, asegura. “Esta línea me encanta porque no tengo nada establecido, y trabajo cada una de ellas con mis propias manos”.

Las carteras se venden en su página web y en sólo tres meses se han convertido en un éxito comercial, ya que además de ofrecerlas por internet, Casanova ha logrado ubicarlas en las tiendas Strada Boutique, en Westchester, Salon V, en el East Village y en el centro comercial Limelight, en Chelsea, todas en Nueva York.

“Es lo que más vendo ahora en internet porque es más fácil que vender ropa. Las carteras no tienen talla; la mujer no tiene miedo a comprar una por temor a que no le sirva o no le quede bien, como pasa con un vestido, un jumper o una blusa”, dijo el boricua, agregando que según estudios, cada mujer tiene por lo menos seis carteras en su closet.

“En un evento de la Semana de la Moda vendí 11 carteras en menos de una hora”.

Hace las clutch de manera manual, una por una, pero entre los planes inmediatos está producir su cartera grande de manera masiva, por lo que está en conversaciones con empresas de Indonesia.

“Este año Casanova es carteras; a ver hasta dónde me llevan”, señaló el diseñador.