Clásico entre las Sub-23

Estados Unidos y México rinden duro examen hoy en territorio texano

Clásico entre las Sub-23
Liborio Sánchez se lanza por un balón, ayer, durante el entrenamiento de los porteros del Tricolor Sub-23 que hoy enfrentará a EEUU.
Foto: MEXSPORT

FRISCO, Texas (NTX).- Pese a que México y Estados Unidos son considerados favoritos para ganar el Preolímpico de la Concacaf, el portero Liborio Sánchez afirmó que no existe exceso de confianza en el Tri para enfrentar hoy a la selección de las barras y las estrellas en Frisco, Texas, pues son conscientes de la dificultad de los rivales.

El cuadro que dirige Luis Fernando Tena se ubica en el Grupo B del torneo en el que medirán fuerzas en la primera fase ante Trinidad y Tobago, Honduras y Panamá, pero podría encontrarse con Estados Unidos cuando avance el certamen.

Respecto al encuentro de hoy, el guardameta del Querétaro aceptó que aunque sea de carácter amistoso siempre implica algo más cada vez que estas dos selecciones se encuentran en la cancha.

“Yo creo que sí [es especial]. En lo personal he visto partidos de la mayor. No vayamos lejos, la final de la Copa de Oro, México la saboreó al cien por ciento por todo lo que se maneja, es un clásico y hay que aprovecharlo, tenemos jugadores y buen equipo para salir adelante”, dijo.

Pero volvió a advertir sobre un excesivo optimismo.

“Eso ya se dejó atrás, lo platicamos con el profe [Tena], uno no se debe confiar, uno tiene que ir con perfil bajo, dejar de hablar y demostrarlo en la cancha, con futbol, solito salen las cosas”, señaló.

Comentó que deben mantener la misma humildad y constancia en el trabajo para llegar al mejor nivel y encarar estos compromisos ante rivales que no les regalarán nada.

“No podemos confiarnos, hay que seguirle metiendo porque los equipos que nos tocaron van a venir a romperse el alma, a sudar la camiseta, y eso me motiva porque sé que habrá trabajo y tenemos que hacer valer las fuerzas y todo lo que se comenta de México”, expresó.

Sánchez se mostró a favor de que jugadores extranjeros naturalizados mexicanos integren la selección, siempre y cuando estén dispuestos a darlo todo y marcar diferencia en el equipo.

“Lo principal es que vengan comprometidos, que suden la camiseta y que sientan los colores de México, que digan: ‘Estoy en la selección y quiero aportar al cien porque quiero ser reconocido no sólo por estar en el equipo'”, dijo, luego de la polémica generada por el llamado de Damián la “Chilindrina” Álvarez para enfrentar hoy a Colombia.

Para el portero, además de entrega y lucha, el jugador no nacido en México y que vista la playera del Tri debe tener calidad y marcar diferencia para poder justificar su llamado.

“Sí [que sea diferencia], la verdad si sabemos que algunos mexicanos no son convocados y si va gente de otro país, te molesta, pero si él está haciendo bien las cosas no tienes nada que reclamarle, viene a aportar, y si viene a ayudar qué mejor”, expresó.