Negocian sobre los expedientes de maestros

El superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) ordenó el martes dar inicio a las negociaciones formales con el sindicato de maestros para eliminar el límite de cuatro años en relación con los expedientes disciplinarios de los docentes.

Negocian sobre los expedientes de maestros
El distrito escolar decidió revisar los expedientes de sus maestros luego de que un docente de la primaria Miramonte, en el sur de LA, fuese acusado en enero de actos lascivos con estudiantes.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

El superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) ordenó el martes dar inicio a las negociaciones formales con el sindicato de maestros para eliminar el límite de cuatro años en relación con los expedientes disciplinarios de los docentes.

La medida tiene lugar luego del escándalo ocurrido en enero en la escuela primaria Miramonte, en la que un maestro de tercer grado fue acusado de 23 cargos por comportamientos lascivos con menores. Las quejas por comportamiento sexual indebido en su contra se remontan al año 1994, pero no se tomó ninguna medida como resultado de las investigaciones.

El superintendente John Deasy afirmó en ese momento que en el expediente personal de Mark Berndt no figuraban dichas quejas.

Más tarde Deasy ordenó revisar todos los casos de comportamiento indebido por parte de maestros en los últimos cuatro años para asegurarse de que todos estos casos hubiesen sido denunciados ante la Comisión de Acreditación Docente del estado.

Durante dicha revisión Deasy señaló que los administradores encontraron una disposición en el contrato de los maestros que estipulaba que las acusaciones por comportamiento indebido que no hubieran resultado en ninguna medida disciplinaria serían retiradas del expediente del docente después de cuatro años.

Deasy afirmó que había ordenado al equipo del distrito encargado de las negociaciones a comenzar de inmediato las negociaciones con el sindicato de maestros United Teachers Los Angeles (UTLA) para cambiar o derogar dicha disposición, que señaló fue agregada al contrato hace 20 años por iniciativa del sindicato.

UTLA está abierto a hablar sobre el tema, afirmó en una declaración Warren Fletcher, presidente del sindicato .

“Como docentes siempre estamos dispuestos a dialogar sobre maneras para garantizar la seguridad de los estudiantes”, señaló.

Las quejas que no tienen como resultado una medida disciplinaria se asignan a un llamado “expediente vencido”, el cual se mantiene en la escuela. Deasy ordenó a los directores de las escuelas que revisaran todos los expedientes vencidos.

El distrito se vio azotado por una ola de casos de abuso sexual desde el arresto de Berndt en enero.

Luego del escándalo, se descubrió que Berndt y otro maestro, George Hernández, acusado de comportamiento sexual indebido, nunca fueron denunciados a la comisión de acreditación docente del estado.

Se investigó a Hernández por tres casos de comportamiento sexual indebido, pero no se tomó ninguna medida. Luego de su renuncia, que tuvo lugar mientras se investigaba el tercer caso en su contra, Hernández fue contratado por el Distrito Escolar Unificado Inglewood, donde se le acusa de haber molestado a una niña de siete años. Hernández se dio a la fuga.

La comisión no necesita un procesamiento penal para poder disciplinar a los maestros por casos de comportamiento sexual indebido. Si se acusa a un docente, la comisión puede revocar la licencia o tomar otras medidas disciplinarias.